RIQUÍSIMA, CON MIMO

MIKEL PAGOLA ERVITI

Yo suelo decir siempre que la mascletá es como la paella, por dos cosas. Primero porque a ambas les sobra el adjetivo 'valenciana'. Técnicamente será un 'arroz a la paella', vale, perfecto, pero si dices paella se presupone que nos referimos a la valenciana. Pues lo mismo con las mascletás: no las hay 'no valencianas'. Son una cosa de aquí, nuestra, de los que nos sentimos, disfrutamos, pacemos y cotizamos en Valencia. Y la segunda similitud estriba en que no por tener más kilos de arroz la paella estará más rica. La mascletá de ayer fue como esas paellas que, como dice mi querido amigo José Enrique Ferriols Monrabal (historiador de la pirotecnia), te preparan para cuatro sólo con dos deditos de arroz y con su socarraet al punto. Con mimo y sin prisas. En «¿cuántos kilos lleva esta mascletá?» cambien mascletá por arroz en paella y me entenderán. Lo que importa es que esté rica, como ayer. El mimoso cocinero fue mi admirado Luis Brunchú Martí (de los Brunchú de toda la vida), que vino acompañado de Miguel Pérez Nivela, para cuya empresa (ahora francesa, del grupo Lacroix-Ruggieri), preparó una disparà con arroz de aquí (el material no venía ni de Zaragoza ni de Francia, era Made in Valencia). Un fallito en su cocción fue que Brunchú no disparó a tiempo el marcaje del final aéreo: de no haber habido ese evidente hueco, hubiese quedado de cine. Los comienzos aéreos, de fuego de espera, antes de entrar al lío en tierra, fueron muy limpios ordenados y diferentes unos a otros, con su previa y rápida traca valenciana inicial respetada hasta los golpeadores finales. Todo en su punto. En tierra, las descargas que acompañaban a las cinco retenciones añadieron sabor de color rojo. El acompañamiento aéreo a dos lados iba variando (aunque uno se le quedó corto). La mascletá se hinchó bien, entró bonita al terremoto aunque a la contra, desde Correos (cosa no de mi gusto), y ligó perfectamente con la enorme, estética y bellísima pantalla de color con friso de trueno, al sur, previa al bombardeo. Riquísimo todo. Pónganme otro plato que repito.

Fotos

Vídeos