Reputaciones

ROSA BELMONTE

Jane Austen estaba convencida de la fragilidad de todas las reputaciones y de lo poco que cabe fiarse de la apariencia de mérito. Aparte de su experiencia social, quizá había leído a La Rochefoucauld («El mundo recompensa antes las apariencias de mérito que al mérito mismo»). Oyendo al conseguidor de la Púnica, Alejandro de Pedro, una se pregunta cómo es posible que los políticos del PP (Pilar Barreiro es la que está ahora en el escaparate y en el blanco de Ciudadanos) creyeran que ese tipo podía hacer algo por ellos. Por su reputación. Según un informe de la Guardia Civil, es el propio PP nacional el que en el duro 2012 contrata esos servicios para mejorar su imagen en internet y en redes sociales. La empresa EICO iba a publicar 5.000 tuits a través de 350 perfiles falsos. Un montón de pericos de los palotes diciendo lo maravilloso que es el PP. Y luego hablan de los rusos. Hay imputaciones que te consiguen reputación de adoquín.

Fotos

Vídeos