A repetir curso

María José Pou
MARÍA JOSÉ POU

Viendo el pleno de ayer en el Congreso, se explica el empeño de algunos por suprimir los exámenes de setiembre. Dicen los defensores de la medida que los resultados no mejoran sustancialmente. Es decir, los alumnos que aprovechan la segunda oportunidad lo hacen aunque solo tengan quince días entre una convocatoria y otra pero quienes no están dispuestos a ello, da igual que tengan dos meses para estudiar lo que tendrían que haber aprendido en todo el curso. Al final se sientan delante de los libros cuando está terminando agosto y no consiguen superar las asignaturas. En el Congreso de los Diputados vimos ayer algo similar: un presidente tan seguro de la división de la izquierda que no se siente obligado a dar explicaciones; un PSOE aprisionado por su propio techo de las últimas convocatorias electorales, por un lado, y Unidos Podemos, que le come el terreno en su extremo, por otro; y por fin Ciudadanos intentando quitar el foco de la guerra entre los dos grandes partidos sin ningún éxito. Suspenso redondo en setiembre. No ha cambiado nada. Estamos condenados a repetir curso.

Ciertamente la convocatoria era una escenificación del «váyase, señor Rajoy». La izquierda, como reprochaba el PP, ha centrado sus iras en Rajoy por su acción u omisión en la lucha contra la corrupción del partido. Pero no parece que se haya hecho todo lo posible por aclarar, combatir y asumir responsabilidades en ello, sin embargo, simplificar la realidad reduciéndola al pimpampum del presidente sortea el análisis en profundidad. Y, sobre todo, hace sospechar que en el fondo preocupa más la lucha de poder que el interés de los españoles. 'Gürter is coming' fue el lema utilizado ayer en Twitter; sabiendo que estamos en el ecuador de las municipales y autonómicas, sería mejor decir 'elections are coming'.

Fotos

Vídeos