DE LA REDACCIÓN AL ESTADIO

Los primeros periodistas deportivos valencianos contribuyeron decisivamente al despegue del fútbol en nuestra ciudad

JOSÉ RICARDO MARCH

Hoy cuesta de imaginar, pero los inicios del periodismo deportivo en Valencia fueron tortuosos y heroicos. A diferencia de la penosa situación actual, a principios del siglo XX la prensa se hallaba en pleno auge. En nuestra ciudad, sin ir más lejos, se publicaban en 1919 ocho diarios y un importante número de semanarios sobre temas diversos, aunque ninguno de ellos abordaba específicamente el deporte. El último intento, la efímera revista 'Valencia Sportiva' de Vicente Salvatierra, había encallado un año antes tras un arranque prometedor. El desarrollo de las prácticas deportivas desde comienzos de la centuria había generado cierto interés por ellas, aunque faltaba un elemento catalizador que las convirtiera en masivas y propiciara la aparición, como en Barcelona, Madrid o Sevilla, de una prensa específica duradera.

Hoy parece evidente que la chispa que permitió el desarrollo del deporte en la ciudad y, por ende, del periodismo especializado, fue el nacimiento del Valencia. Es cierto que antes de la fundación del club ya habían existido varias publicaciones sobre la materia y que diversos diarios le habían dedicado espacios concretos (como las breves 'Notas de Sport' de LAS PROVINCIAS o la sección de 'Diario de Valencia' desde 1914). Sin embargo, su seguimiento era escaso, parejo al poco éxito de deportistas y clubes valencianos en la esfera estatal. La aparición y fulgurante desarrollo del Valencia, una entidad ambiciosa construida a partir de estructuras modernas, serviría para voltear la situación.

Los cronistas deportivos de aquella época fueron, en su mayoría, estudiantes que jugaban a fútbol en los clubes de la ciudad e informaban de sus resultados a la prensa. En el grupo fundacional del Valencia había tres jóvenes (Gonzalo Medina, Pepe Llorca y Juan Fortis) que ejercieron como primeros relatores de los éxitos del Valencia, tanto en la prensa local como en la catalana y la madrileña. Junto a ellos, o más bien frente a ellos, Amador Sanchis y Lorenzo Navarro Manchón contribuyeron desde 'Diario de Valencia' a generar la rivalidad Valencia-Gimnástico, sobre la que se creció nuestro fútbol. En 1922, en pleno apogeo de ese enfrentamiento, aparecieron en Valencia media docena de cabeceras deportivas. Apenas dos años después, todos los medios generalistas dedicaban un creciente espacio al balompié.

El tristemente desaparecido Miguel Domínguez, gran periodista de la Hoja del Lunes y Radio Valencia ('l'home més treballador que he conegut', en palabras del maestro Jaime Hernández Perpiñá), resumió con acierto el espíritu que guiaba a los pioneros de las páginas deportivas: «Esos periodistas, que más que profesionales eran amateurs dadas las exiguas retribuciones que tenían, no se limitaban a registrar las noticias del deporte que se producían, sino que ellos mismos las provocaban al organizar por su cuenta diversas pruebas». La explosión deportiva en la Valencia de antes de la guerra, pues, no se entiende sin su concurso. Fueron, además de cronistas, árbitros, cronometradores, organizadores de eventos y promotores y directivos de clubes.

A mediados de los años 20 Valencia era ya un hervidero de redactores y fotógrafos deportivos. Formaban un coto más o menos cerrado, apartado del resto de periodistas de la ciudad, que veían al fútbol como una distracción fútil y a las páginas deportivas como una pérdida de tiempo. Sin embargo, una lectura actual de los textos de aquellos hombres nos sigue asombrando por la amenidad, calidad e ingenio de la prosa de muchos de ellos (Manuel David, Vicente Lozar, Francisco Almela y Vives, José Fernández 'Caireles', Salvador Pont 'Alarcón', Rafael Hernández Zafrilla, Santiago Carbonell 'Sincerátor' o el doctor José Simón Barceló antes de la guerra, y Miguel Domínguez, Ramón Ferrando, Ricardo Ros o los Hernández Perpiñá después de ella). Una calidad que supera con creces a la de los sesudos analistas o cronistas políticos con los que compartieron redacción.

El próximo jueves a las 7 de la tarde, la siempre memoriosa y atenta Fundación del Valencia Club de Fútbol dedicará el primer Fòrum Algirós de 2018 a recordar en Mestalla a los pioneros de nuestro periodismo. Será, estoy convencido, una justísima sesión de memoria que servirá para homenajear como merecen a quienes sentaron las bases de nuestro deporte y nuestro periodismo. No falten.

Fotos

Vídeos