À PUNT, A LA CATALANA

PEDRO TOLEDANO

Que no puede ser. Que uno es ingenuo por naturaleza. Que por momentos te crees que los políticos que ahora nos rigen, son capaces de aceptar otras realidades distintas a las suyas, o al menos, ser tolerantes con los diferentes, y al final compruebas que no, que son incapaces de modificar su hoja de ruta, aunque ésta les lleve a ser denostados por una gran parte de la ciudadania, aquella que no piensa como ellos y que tiene todo el derecho de reivindicar aquello que ama, en el caso que nos ocupa, el toro bravo. Este prólogo viene a cuento del comportamiento que está teniendo Amparo Marco, regidora de À Punt, la nueva televisión valenciana, que está pendiente de echar a andar, con los espectáculos en los que el toro es el gran protagonista.

De salida, la señora Marco, comunicó a los cuatro vientos que en la programación de su televisión -es suya aunque ella no la pague-, los toros no tendrían cabida. Que ni hablar del tema. Que para eso venía con las directrices bien marcadas desde su anterior responsabilidad en la televisión catalana del Procès. La misma que contribuyó a cerrar todas las plazas de toros de Cataluña con el solo objetivo de ir separando afectos hacia la España que ellos, los separatistas, tanto repudian.

Sin embargo, pronto rectificó, y sí, aceptó los bous al carrer, exactamente igual que hicieron en Cataluña con los correbous. El cambio de parecer no le debió ser cómodo, aunque tampoco muy trabajoso al echar cuentas de los votos que recuperaron ya en tierras catalanas. Además, aquí se enfrentaba a un peticionario aguerrido y tremendamente implicado en la defensa del toro bravo, tanto en la calle como en la plaza, como es el presidente de la Federación de Peñas de Bous al Correr de la Comunitat, Vicente Nogueroles.

De momento se ha ganado un primer pulso, pero no es suficiente. Aquí no podemos permitir la reedición de Barcelona, con el cierre de su Monumental. Aquí, ya se demostró el 13 de marzo de 2016, el toro bravo lo es de verdad y parece que habrá que volver a demostrarlo.

Fotos

Vídeos