Pulp Fiction

Desde ayer y hasta el 13 de julio varias salas de Valencia proyectan en pantalla grande la cinta de Tarantino

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

Entregarse a los vicios, como comer hamburguesas (la Big Kahuna u otras), tomar batidos (de cinco dólares o más caros), bailar (el twist 'You Never Can Tell', de Chuck Berry, o cualquier canción), esnifar heroína, poner a prueba el instinto de supervivencia... Así sucede en 'Pulp Fiction', que está de nuevo en cartelera. Desde ayer y hasta el 13 de julio varias salas de Valencia proyectan en pantalla grande la cinta de Tarantino, que ganó la Palma de Oro a la mejor película en el Festival de Cannes en 1994. Desde la butaca del cine se puede rodearse de gangsters, frecuentar el lumpen y salir indemne. No todo es violencia en este largometraje. Hay secuencias con incómodos silencios en la mesa de un restaurante mientras Mia Wallace (Uma Thurman) y Vincent Vega (John Travolta) esperan la comida y otras en las que el espectador aprende a valorar la importancia de dar masajes en los pies a las mujeres, que también puede ser un vicio. Cada persona elige los suyos.

Fotos

Vídeos