Su propia democracia

ROSA BELMONTE

Me pasa con Pla como a Billy Wilder con Lubitsch. Pero no me pregunto cómo lo haría sino qué diría. Rajoy, que dice cosas pero no hace cosas, ha declarado que el Gobierno no puede permitir el referéndum del 1 de octubre porque es «un absurdo y una estafa a la democracia». En 1976, Pla creía que Cataluña era un ejemplo perfecto de democracia. Infinitamente superior a las de Inglaterra, Francia o Italia. Sus razones. En Cataluña no existía la aristocracia (si acaso algún título suelto). Otra era que la propiedad estaba dividida. La siguiente, que la Iglesia no molestaba, sólo era una burocracia como cualquier otra. Y la última, que la persona que tenía algo en la cabeza a los siete años contaba con un buen paquete de dinero. Parece que un 55% de los catalanes apoya el referéndum. Lo preocupante es que tanta gente (incluidos esos que quieren votar no en el referéndum privado) crean que uno puede hacer su propia democracia. ¿Qué diría Pla?

Fotos

Vídeos