PPCV: O SE ESTÁ O NO SE ESTÁ

Pablo Salazar
PABLO SALAZARValencia

El mundo digital tiene peculiaridades que cuesta asumir, sobre todo a los no nativos. El caso típico es el del dirigente político que en una red social desliza un comentario inapropiado o que no está en consonancia con la línea de su partido, y que al verse pillado en falta responde que lo hacía «a título particular», como si uno pudiera desdoblarse tan fácilmente, ahora soy secretario autonómico de lo que sea o diputado autonómico o nacional, ahora no lo soy y simplemente hablo o escribo como ciudadano de a pie. Mucho me temo que el gran público no entiende estas sutilezas propias de la clase política. O se está o no se está. Por supuesto que caben matices, perfiles propios, colores grises, pero no se puede pretender formar parte de los dos bandos para gane quien gane sacar tajada. La postura del PPCV respecto a la manifestación el día 18 por una financiación justa para la Comunitat Valenciana puede ser compartida o no pero es clara. La formación que lidera Isabel Bonig entiende que la protesta tiene un claro cariz político y antigubernamental, aunque vaya a participar alguna organización empresarial, y que no se realizó nada parecido contra el anterior Ejecutivo, el de Zapatero. Los populares se han arriesgado a quedarse solos, una vez Ciudadanos decidió sumarse a la marcha, pero lo han asumido. Lo que no cabe es desmarcarse de una protesta, no respaldarla públicamente, pero al mismo tiempo querer sacar rédito sumándose algunos dirigentes «a título particular», que es lo que hicieron Luis Santamaría y Vicente Betoret el pasado sábado con la otra manifestación, la convocada por entidades valencianistas. El PPCV, como partido, no se sumó, seguramente para no dar alas a los promotores de la iniciativa, para evitar que por su derecha se consolide una opción que le reste votos y para no hacerse la foto al lado de García Sentandreu y tener luego que dar explicaciones. Pero, al mismo tiempo, manda una delegación no oficial para hacer como que se está pero sin estar. Cuatro días antes, el martes pasado, el ministro de Fomento había criticado en el Foro LAS PROVINCIAS a quienes prefieren ponerse detrás de una pancarta que defender sus ideas donde toca, en referencia a la manifestación del 18. Insisto en que esa postura, la de no sumarse a la convocatoria por una financiación justa, es defendible, aunque esté siendo aprovechada por la izquierda y los nacionalistas para arremeter contra el PP. Pero lo que no es muy presentable es jugar con dos barajas, querer quedar bien con todos, comprarse un uniforme y el contrario y vestirse o desvestirse según convenga. Porque ni en el mundo digital cuela lo de la doble personalidad y el «a título particular» ni el mundo real se engaña a nadie acudiendo sin acudir. O se está o no se está.

Fotos

Vídeos