Una pintada tras otra en Xàtiva

Militantes del PP de Xàtiva, entre los que figuraban María José Pla, J. Herrero y M. Sanchis, limpiaron inmediatamente las pintadas realizadas la noche del día 21 por unos desconocidos en las lunas del domicilio social de la organización, sito en la calle Botigues. Vicente Betoret, la dirección provincial de la formación y la del PP de Gandia, entre otros, les hicieron llegar su solidaridad. Herrero puso de relieve en una nota colgada en el órgano de expresión de la formación la contradicción que supone que «los mismos que no condenan las pintadas hacen concentraciones por la democracia y la libertad». En alusión a la concentración celebrada esa misma tarde por unas 300 personas, según el edil Miquel Alcocel (EU), ante la Casa de la Ciutat en repulsa por las medidas adoptadas por el Gobierno en Cataluña. No fue así, afortunadamente. Por lo menos por lo que se refiere a los integrantes del tripartito. Tanto el PSPV como Compromís y EU condenaron la coacción. En el caso de este último, poniendo el dedo en la llaga: asegurando que semejante muestra de intolerancia que constituye «un ataque a la libertad de pensamiento».

Ensucian la fachada de Compromís. Tres días después, el domingo, fue la fachada de la sede de Compromís, primer partido en repudiar, precisamente, la agresión sufrida por el local de la primera fuerza de oposición local, la que amaneció con una escueta pintada en la que se podía leer: «España unida». Los daños causados en el inmueble del número 17 de la calle Hostals los completaban una firma que parece representar a AE y un garabato en la puerta de acceso.

El eje se revitaliza muy poco a poco. La apertura de Corner, la tienda de ropa que ha venido a ocupar el vacío dejado hace años por el conocido 'corretger dels Quatre Cantons', y de El Percebeiro, en la esquina de Botigues con San Jacinto Castañeda, y la retirada del andamio elevado que oscurecía el lugar han revitalizado este cruce. Pero harán falta muchas más intervenciones que las que está llevando a cabo el responsable de Comercio Miguel A. Lorente para que reverdezca el tradicional eje comercial setabense. La calle Botigues la han copado ya prácticamente los restaurantes y los locales de copas. Y el jardín vertical que prometió construir la concejala Pilar Gimeno en un solar de Trobat parece que va para largo.

Los acuíferos están desprotegidos. La concejal de Sanidad Cristina Suñer ha tranquilizado a la opinión pública informando cumplidamente de la calidad del agua que surge de las cuatro fuentes de abastecimiento: el nacimiento de Bellús, el depósito del Camí de la Bola y los pozos de Bixquert y el Pilar (La Torre d'en Lloris). Pero la tranquilizaría mucho más que la corporación asumiera como propia la obligación de velar para que los niveles de nitratos existentes en la actualidad no aumenten en un futuro. La contaminación que aporta el Clariano al de por sí ya maltrecho Albaida no puede ser mayor. Y ambos aportes se remansan después en la presa de laminación de Bellús, no lejos de donde brota el principal caudal que sacia la sed de Xàtiva y donde menudean las granjas porcinas, como venimos denunciando desde hace décadas. No parece muy prudente dejar que esta situación se eternice sin asegurarse de que los municipios situados aguas arriba del embalse depuran correctamente sus vertidos, limitar la creación de fosas sépticas en las inmediaciones y perseguir toda actividad ilegal que ponga en peligro la salubridad de estos manantiales y el porvenir del acuífero. Y eso es algo que no parece que se haya planeado la corporación, no ahora: nunca.

Un semáforo amenaza ruina. Cualquiera de las oficinas de apuestas que han abierto en Xàtiva podría montar una sobre qué caerá antes, el semáforo de los peatones situado en la esquina de la avenida de Selgas con Baixada del Carme, cuya base está rota por los golpes involuntarios de las máquinas barrederas y carcomida por el óxido de las meadas de perros, o el platanero que lleva años desafiando la ley de la gravedad ante el edificio del antiguo hotel Españoleto. Si no se nos tacha de parciales, nosotros apostamos por el semáforo. El árbol tiene buenas raíces, no como el mástil de la señal, que el día menos pensado se apoyará alguien en él y se irán los dos al suelo.

Fotos

Vídeos