Día no perdido

ROSA BELMONTE

La finísima línea que separa risa y dolor, comedia y tragedia o humor y ofensa lo recorre todo. También la corrupción y a sus protagonistas. Ayer, Luis Bárcenas declaraba en la 'Sala de Comissions B' de las Cortes valencianas. Ayer no fue un día perdido. Los que se desperdician (e.e. cummings) son los que pasamos sin risas. También agradecí la chufla al 'Bigotes' cuando dijo que se tenía que ir a pochar. Un sinvergüenza ganso y con las manos en la masa. Sin embargo, Correa no tiene gracia, ni siquiera cuando se le ocurre pedir el indulto de Baltasar Garzón. Bárcenas comparecía en la comisión que investiga la corrupción en Feria Valencia. Días antes había estado en la Audiencia Nacional en el juicio de la Gürtel valenciana. El tribunal le preguntó por su profesión: «Bueno, profesión ninguna en estos momentos. Procedimientos judiciales». Como Eduardo Haro Ibars cuando le preguntaron a qué se dedicaba. «Pues fundamentalmente voy a bares».

Fotos

Vídeos