Perder la cabeza

ROSA BELMONTE

Ha vuelto Martha Mitchell. A la mujer del fiscal general de Nixon al estallar el 'caso Watergate' le llamaban loca, como en la canción de Mocedades. Dijo que la Casa Blanca estaba involucrada en actividades ilegales y sus declaraciones se atribuyeron a una enfermedad mental. Con el tiempo se reivindicó, aunque no todas sus alegaciones fuera probadas (por ejemplo, que la drogaron). En psiquiatría existe 'el efecto Martha Mitchell'. Se da cuando un psiquiatra, psicólogo u otro trabajador de salud mental comete errores clínicos sobre el paciente suponiendo que hechos reales son alucinatorios. Al filtrarse el libro de Steve Bannon, donde el exjefe de campaña y cuasi jefe de gabinete de Trump acusa de traidor y antipatriota a Donald Trump Jr. por haberse reunido con los rusos en contra de Hillary, el presidente ha estallado contra él: «No sólo perdió su trabajo, perdió su cabeza». Qué bien que Trump vuelva a las tradiciones americanas.

Fotos

Vídeos