SE LES PASARÁ EL ARROZ

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

Dicen que Ferraz aún no ha puesto en marcha la encuesta para elegir a su candidato a la alcaldía de Valencia, como a la de otras muchas capitales. Pues se le va a acabar pasando el arroz. La designación de Sangra Gómez como líder del PSPV en la ciudad la refuerza en ese camino para convertirse en el cartel electoral de su partido, el objetivo reconocido siempre por la concejal socialista. Gómez puede optar a la alcaldía o podría hacerlo el portavoz parlamentario, Manolo Mata, que se deja querer mientras sus admiradores le reconocen sus incuestionables virtudes políticas. ¿Será Mata? ¿Será Gómez? ¿Será otro? Habrá que esperar a esa encuesta porque en la decisión influirá, y no será un factor menor, las opciones reales de los socialistas de alcanzar la alcaldía. La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia (32 años) o el vicesecretario general del PSPV (58 años). En la decisión también pesará, claro está, el criterio de Ximo Puig, que probablemente tendrá en la cabeza cuál de los dos aspirantes arrastraría más voto en su objetivo de revalidar la presidencia de la Generalitat. ¿Quién asegura que Gómez vaya a obtener más concejales que Mata? ¿Y quién puede sostener lo contrario? Los que observan el devenir del partido siempre con la vista puesta en el siguiente congreso del PSPV -al que Puig dijo que no optaría, pero ya veremos- advierten de la conveniencia de desviar a la política municipal al vicesecretario general. En su análisis, la convicción de que muchos pueden empezar a mirar a Mata como futuro líder orgánico si mantiene el mismo protagonismo que ahora (aunque no siga de portavoz parlamentario). Y eso podría no convenir. Por otro lado están los que sospechan que el resultado en la ciudad de Valencia no será demasiado bueno en ningún caso, sea quien sea el candidato. Un factor que animaría a que Gómez fuera quien fracasara en su carrera por la alcaldía, empezando así también su camino de salida del liderazgo local. ¿Mira que si al final van los dos en la lista municipal? Los socialistas mantienen ese debate sobre el futuro de la lista de Valencia mientras esperan la traca de verdad, que llegará por Alicante. Echávarri se ha ofrecido como candidato en 2019. No recuerdo si lo dijo pensando en el PSPV, pero veo poco probable que este imputado, procesado y aficionado a las películas de espionaje opte a la reelección. Me parece extraordinario que su partido no haya encontrado aún la forma de desalojarlo del Ayuntamiento, con el desgaste que debe de estar provocando. Me imagino a los socialistas pensando más en quién será el nuevo aspirante a la alcaldía. Elección que será importante salvo que Echávarri siga agarrado a la vara de mando tanto tiempo que termine siendo indistinto presentar un candidato o una escoba.

Fotos

Vídeos