Pantallazo

ROSA BELMONTE

Venía Gabriel Rufián de ver el crucigrama de 'El Periódico'. «Granuja de ERC», ponía. Solución: Rufián. «El de hoy es fácil, ¿eh?», tuiteó él. A Tardà no le hizo gracia. «Triste y malévolo que un diario quiera incluso hacer daño directo al buen nombre familiar de las personas». ¿Qué? Alfonso Rojo puso su granito. «Había otra respuesta, pero de 9 letras: gilipollas». Rufián le replicó que tiene 10. Hombre, gilipollas es el violinista que salta en paracaídas desnudo contra la bulimia y toca el violín durante el salto. Rufián es otra cosa. Ayer, en su vertiente Lázaro Carreter, tenía más entuertos que desfacer. Ha pedido respeto a Podemos. Que no llamen movilización al 1-O. Sería como llamar «tarde de picnic» a la moción de censura. Arrimadas va a denunciar a una mujer que deseó en Facebook que la violaran en grupo. Arrimadas ha publicado el pantallazo con nombre y apellidos. Ya no hace falta denuncia. Ni siquiera los razonables lo son.

Fotos

Vídeos