LA TENTACIÓN DE HUIR

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

El lunes suele asomarse antes de lo pensado. Por eso, el fin de semana no se inventó para desperdiciarlo y, como cantaba The Cure en 'Friday, I'm in love', «Sunday always comes too late» («el domingo siempre llega demasiado tarde»). Alcanzar el sábado a veces cuesta mucho más que cinco días. No es sencillo superar la semana, tanto si vive en Cataluña o en Saint Olaf. Cada cual sabe cómo ha llegado hasta aquí, desde los sacrificios que ha hecho para alcanzar otro mes sin dejar en números rojos la cuenta del banco hasta cómo se las ha apañado para no tener el frigorífico vacío. En ocasiones no está claro si necesitamos un millón de euros o un plan de fuga. Resulta tentador huir si, como Puigdemont, la meta es salvarse a uno mismo, pero se antoja casi imposible encontrar argumentos para abandonar a la gente que nos apoya y nos aprecia. Algunas personas piensan que existe un mundo mejor pero, como apuntan los geniales Les Luthiers, es carísimo.

Fotos

Vídeos