Ribó se suma a los grandes eventos

VA DE BO!

Nadie sin trabajo, sin vivienda digna, sin tres comidas al día... A eso hay que dedicar recursos públicos. ¿Se acuerdan? Ahora 330.000 euros irán a la Copa Davis

María José Grimaldo
MARÍA JOSÉ GRIMALDO

La eliminatoria de los cuartos de final de la Copa Davis se disputará en la plaza de toros de Valencia. La cita, del 6 al 8 de abril, será posible después de que el Ayuntamiento capitaneado por Ribó, sí, Joan Ribó, asuma en solitario el gasto del certamen, más de 330.000 euros. Así consta en el expediente aprobado aunque el concejal de Hacienda insista en que el gobierno autonómico aportará la mitad del coste del evento. Del gran evento, me van a perdonar.

Lo concederá o no, Ramón Vilar. Lo cierto es que, aunque haya un compromiso escrito de la Generalitat para pagar 150.000 euros, no se ha presentado hasta la fecha documento alguno que lo confirme.

Lo que sí está acreditado es que el Ayuntamiento no aportará el canon de forma directa sino que ha optado por echar mano de la Fundación Turismo Valencia como vía para hacer frente. Paradojas de la vida, la solución se ha encontrado en esa entidad que durante tantos años PSPV y Compromís decían que servía para escapar del control municipal.

Bienvenido sea señor Ribó al club de los partidarios de los grandes eventos. Algunos hemos defendido siempre los beneficios que estas celebraciones reportan a la ciudad donde se celebran. Cosa bien distinta es la gestión que se haga con ellas. También ahora habrá que vigilar el proceso.

Pero la Semana Santa parece haber reconvertido a más de uno. Seguro que recuerdan las declaraciones de diputados de Compromís como Juan Ponce, hoy uno de los portavoces adjuntos en Les Corts, en las que se decía aquello de «nadie sin tres comidas al día, sin trabajo, sin vivienda digna, sin un centro educativo en condiciones... A eso es a lo que la Administración debe dedicar los recursos públicos».

Y hay más: «Es deplorable que mientras la ciudadanía sufre las consecuencias de la crisis, el gobierno siga gastándose el dinero público en un evento elitista que no importa a la inmensa mayoría y que todos los ciudadanos no van a tener la posibilidad de practicar en las infraestructuras deportivas públicas».

¿Ahora ya sí? ¿Ya están todas preparadas? ¿Ya no hay desempleados? ¿Ni gente a diario en la Casa de la Caridad para recibir un plato de caliente? A 28 de febrero, los parados ascendían a 392.000 en la Comunitat. Y en la Casa de la Caridad se repartían 500 raciones diarias.

Pero deben de ser cosas, insisto, de la Semana Santa. Quizá por eso Ribó ha pasado de no querer ni escribir un saluda cuando llegó a la alcaldía en la revista oficial del Open de Tenis que se celebraba en Valencia a correr con la financiación íntegra de la Davis. Y el PSPV a apoyar un gran evento aunque no tenían retorno económico y sí electoral con el dinero de todos. ¡Qué cerca está ya la cita de 2019! ¿Verdad, Mercedes Caballero?

La Copa Davis obligará a estar atentos a la pista pero también a la grada. No me imagino sentada, ni tan siquiera con gorra naranja como en los mítines de Compromís, a Mónica Oltra. ¿La vicepresidenta en primera fila en un gran evento? ¿Sin presencia de mujeres en el torneo? ¿Y en la plaza de toros? ¡Ufffffff! Demasiada reconversión aunque estemos en las fechas en las que estamos. O no. Nunca se sabe.

Fotos

Vídeos