Objetivo: elecciones

BORJA RODRÍGUEZ

Vieron nuestros ojos la nominación de un proyecto para la urbanización de la plaza de Brujas en el que se olvidaba el 'tonto' detalle de conectar el acceso de mercancías al Mercado Central. Es agua pasada porque ya hay un proyecto ganador aparentemente eficaz. Las ganadoras del concurso de ideas convocado por la Consellería de Obras Públicas son las arquitectas valencianas Elisabet Quintana y Blanca Peñín. Enhorabuena. En su mano dejan la ordenación de un lugar maravilloso y caótico al mismo tiempo, gracias a la desordenación del concejal Grezzi por el tráfico en la avenida del Oeste sumado a la lentitud de los procesos de la administración para iniciar las obras de adecuación del parking, finalizado hace ya seis años, en la época de los populares. ¿Hemos olvidado que hay 5 plantas construidas bajo el suelo con casi 400 plazas de garaje? El PP dejó sin hacer la rampa de acceso y fue incapaz de acabar el proyecto, no había un duro. A los que están ahora en el gobierno de Ribó se les hinchaba la vena criticando la falta de gestión en la zona. Ya han pasado casi 3 años y a pie de la avenida del Oeste todo sigue igual. Y menos mal que se dan entre ellos los permisos, pese a ello, veremos si efectivamente se cumple la palabra del alcalde cuando dijo que después de Fallas comenzarían los trabajos para abrir el parking de Brujas. Los comerciantes del Mercado Central están desesperados hace mucho tiempo y los vecinos siguen reivindicando más seguridad por la doble dirección en la avenida. Esto tiene dos tipos de finales. Desde el prisma político (el que impera), acabará en forma de votos de cara a las próximas elecciones de 2019. Desde el prisma empresarial (utópico), todos estos políticos aprendices de gestores irían a la calle en fila uno detrás de otro, pero no lo verán nuestros ojos. Esta especie se perpetúa.

Fotos

Vídeos