Las otras noticias que no son Cataluña

MIKEL LABASTIDA

Quizá no lo sepa y no le culpo por ello, pero el plan de reubicación de refugiados acordado por la Unión Europea ha sido un fracaso absoluto. Se planteó que los estados miembros acogiesen al menos a 160.000 personas, pero al final apenas han sido unos 28.000. No se ha comentado demasiado, pero claro, estando Cataluña como está quién se va a fijar en un dato así. Por cierto, que España es uno de los estados con mayor tasa de incumplimiento de la cuota. Pero porque estaba a otras cosas.

Quizá no lo sepa, o tal vez no se haya percatado. Vete a saber. La rutina, la actualidad y las tertulias enconadas en las teles y en las barras de bar. Mira que se pasan horas discutiendo sobre referéndum, independencia, declaraciones de unos, acusaciones de otros. Pero, sin embargo, algunos asuntos quedan más inadvertidos. El precio de la luz se ha disparado un 7% en el octubre más caro de los últimos seis años. Un récord, sí señor. A nuestros bolsillos no le va a sentar demasiado bien, eso sí. Pero salgamos a manifestarnos por Cataluña. Porque unos quieren irse y otros no quieren que se vayan. Este incremento del coste de la luz se ha debido a un cambio en la estructura de generación eléctrica durante el último mes. El agua ha perdido peso, por la falta de lluvia, y materias primas como el carbón y el gas se han encarecido.

Esa es otra: la lluvia, que no llega. España afronta la peor sequía de los últimos veinte años. ¿Lo sabía, usted? Tal vez no. Cuentan los expertos -los informativos y periódicos no abren con esta noticia- que es el año más seco de la historia, con lluvias un 40% por debajo de la media. ¿Quién tiene la culpa? Nadie. Estaría bueno. ¿Quién está tomando medidas? Tampoco nadie, y esto ya es más preocupante. Las restricciones no afectan de momento al abastecimiento urbano pero los ayuntamientos ya han sido advertidos de que deberán extremar el cuidado en el uso del agua en fuentes. No es un panorama halagüeño, pero hay que priorizar. Y hacer campañas de otro tipo. Y concienciar sobre otros temas. Y establecer otras medidas.

Luego está lo de Gürtel. Sí, ¿no se acuerda? El caso que afecta al Partido Popular. La fiscal anticorrupción, Concepción Sabadell, ofreció hace unos días sus conclusiones definitivas en el juicio. Dijo que había quedado «plena y abrumadoramente» acreditada la caja B del PP. Qué escándalo, ¿no? Bueno sí, ¿pero lo de Cataluña qué? Qué. «El señor Bárcenas no puede alegar que las entregas que recibía fueran con un carácter altruista. Tenían una finalidad intencionada, favorecer las contrataciones públicas». No lo digo yo, sino la fiscal. El inspector jefe de la UDEF también ha dicho cosas. Y muy graves. Señalando directamente a Rajoy. Pero claro, hablemos de Cataluña. Discutamos por ello. Volquémonos en ese escenario, como si no sucediese nada más alrededor que nos incumba.

Fotos

Vídeos