Nostalgia de 1992

Pedro M. Campos Dubón
PEDRO M. CAMPOS DUBÓNValencia

Recién estrenada la mayoría de edad me adentraba en la carrera que me llevaría a una profesión que disfruto día a día. Era 1992. El año de Barcelona y, para gusto de Felipe González, de Sevilla. Regada de millones, levantaban modernos pabellones, tan ostentosos como inútiles, en una ciudad fielmente reflejada por Alberto Rodríguez en la magnífica 'Grupo 7', donde los policías intentaban acabar con la delincuencia utilizando la delincuencia. En uno de los clubes de la ciudad andaluza lucía un delantero centro llamado Iván Zamorano. Melena al viento, marcaba goles como churros. Ese verano acabó en el Real Madrid por 500 millones de las extintas pesetas. 25 años después, el mismo equipo está a punto de hacerse con un barbilampiño futbolista por 29.000 millones de pesetas. Repito: 29.000 millones de pesetas (180 millones de euros) por Mbappé. Aunque si finalmente el PSG se hace con el brasileño Neymar, el récord se irá a los 37.000 millones de pesetas. Tan innecesario como indigno. Y es que no todo siempre cambia a mejor. Al menos hemos dejado de vestir como los protagonistas de 'Sensación de vivir', la serie de ese 1992 en el que todos corrimos la última recta junto a Fermín Cacho, en la que todos nos colgamos 13 oros, 7 platas y 2 bronces, y en la que 'la rojita' pasó de cuartos de final (por fin) para hacerse con el título olímpico. La final se disputó en Barcelona, pero la clasificación la jugó el equipo español en un abarrotado y bullanguero Mestalla. Todo hace 25 años, cuando los Reyes eran don Juan Carlos y doña Sofía, Aladdin destacaba como la película más vista, Bill Clinton sobresalía como personaje del año para la revista Time, el juego de moda era el Nintendo 8 bits y Serafín Zubiri lo intentaba en 'Eurovisión'. Ahora hasta Paquirrín quiere cantar. Nostalgia de 1992.

Fotos

Vídeos