LA MORATORIA Y LA IZQUIERDA INTRANSIGENTE

Tengamos las cosas claras, estos días cuando se habla de derogación o de moratoria en la aplicación de la obligatoriedad del cirujano en el bou al carrer no estamos hablando de más o menos seguridad. Se trata de un debate entre gente que somos partidarios de la fiesta y gente que está en contra de esta tradición.

El debate sobre las medidas necesarias en los actos taurinos ya se había producido, en el lugar donde se debía de hablar del tema, en la 'Comissió del Bou al Carrer', órgano en el que están presentes todas las partes de la fiesta además de los tres partidos mayoritarios (PP, PSOE y Compromís, ordenados por estricto orden de votos). Y allí esta medida fue desestimada.

Pero hay gente que está en contra de la fiesta, gente que no se atreve a atacar de frente esta tradición tan arraigada. Gente que está dispuesta a cualquier cosa con tal de poner palos en las ruedas y que sea cada vez más y más difícil realizarla.

Frente a esto la mayoría de los alcaldes de los pueblos y ciudades donde se celebran bous al carrer nos hemos manifestado a favor de la derogación, porque lo tenemos claro, el solicitar la moratoria es porque no haya habido debate, no se solicita la moratoria por falta de seguridad, se trata, simple y llanamente, un paso más para cargarse la fiesta.

Tengo clara la posición de lo que yo llamo la izquierda intransigente (Podemos, y muchas veces Compromis), partidos que nunca aceptan un no. Intentan imponer la dictadura de la minoría, imponer su criterio abusando de la su posición clave a la hora decantar las votaciones.

El Partido Popular también tiene las ideas claras, defendiendo la fiesta, y a pesar del resbalón inicial se muestra en todos los ámbitos (municipal, provincial y autonómico) en contra de la moratoria y a favor de la derogación.

I el PSOE, como diríamos en mi pueblo, «esta mes marejat que un all i oli». Los alcaldes y concejales están con el pueblo, con la derogación, con la gente que conocen por haber ido juntos a la escuela, con la que se toman una cerveza o un café. Pero sus representantes en les Corts están por la moratoria, no quieren quedar mal con sus socios de Compromis y Podemos.

Yo, como aficionado, pensando en la defensa del bou al carrer, les animo a que se posicionen de forma unánime con la fiesta, que no se dejen arrastrar por la izquierda intransigente, que defiendan el criterio de sus alcaldes, de su pueblo , que, sin dudar, apoyen la derogación también en las Cortes Valencianas.

A Ciudadanos no se ni si nombrarlo, no sé si quieren derogación o moratoria, o si dicen una cosa y harán lo contrario como sucedió en Valencia con el bou embolat.

El pueblo necesita partidos con las ideas claras, y los aficionados al bou, cuando llegue mayo del 2019 debemos recordar quienes son los que se posicionan con la fiesta a todos los niveles, quien se posiciona en su contra y si alguno se queda en el medio, haciendo juego a la izquierda intransigente, o bien recapacita. Como aficionado esto último es lo que me gustaría que sucediera.

Fotos

Vídeos