Un mensaje de esperanza

4 de febrero. Día Mundial Contra el Cáncer

TOMÁS TRENORPRESIDENTE DE AECC VALENCIA

Cada 4 de febrero, el Día Mundial Contra el Cáncer nos recuerda la realidad a la que hacen frente pacientes y familiares. La realidad que envuelve a una enfermedad que en 2017 causó la muerte a 24.175 personas en la Comunitat Valenciana, y cuyos efectos van mucho más allá de las cifras y de las estadísticas. Desde la Asociación Española contra el Cáncer de Valencia, AECC Valencia, somos testigos cada día de cómo el cáncer entra en la vida de los pacientes, pero también en la de sus familias, y por ello trabajamos por sensibilizar de todos aquellas consecuencias "invisibles" de las que a menudo no somos conscientes. El cáncer no solo produce secuelas físicas, también trae consigo repercusiones económicas, sociales, laborales y emocionales que afectan a cada paciente y su entorno, a las que desde la Asociación queremos dar voz y respuesta.

Gracias a una sólida red de asistencia sanitaria, los pacientes con cáncer tienen garantizado el tratamiento de la enfermedad, pero ¿qué hay más allá de eso? Un paciente con cáncer necesita apoyo psicooncológico, necesita recursos económicos y necesita un servicio de atención social que le apoye, recursos que no son siempre de fácil acceso para muchos ciudadanos. Una vez comenzado el tratamiento, muchos pacientes se encuentran en situación de vulnerabilidad sin saber cómo afrontar su nueva situación. El pasado año, de los más de 12.200 casos diagnosticados de cáncer en la provincia, 4.741 se daban en hogares con dificultades económicas. Es entonces cuando nosotros les tendemos la mano, trabajando para suplir estas carencias y dar respuesta a las demandas sociales de los pacientes y de sus familias a través de la prevención, identificación y resolución de las necesidades asociadas a la enfermedad.

Por ello, hoy queremos lanzar un mensaje de esperanza a la sociedad, porque detrás de cada desafío personal, hay una historia de superación. En esta línea, durante todo el año 2017, en la Asociación, hemos hecho reforzado los tres pilares que consideramos fundamentales para el tratamiento del cáncer: el apoyo psicosocial a pacientes y familiares, la investigación oncológica y la promoción de hábitos saludables. Son los tres ejes que guían nuestro proyecto. Gracias a nuestro equipo, en AECC Valencia hemos llevado a cabo más de 81.000 atenciones en toda la provincia. Las acciones de nuestros trabajadores sociales y psicólogos proporcionan una atención íntegra a pacientes y familiares más allá del ámbito sanitario, para que aprendan a lidiar con la enfermedad desde todos los ámbitos de su día a día. Además, ponemos el acento en desarrollar campañas de concienciación en las que se promueven hábitos de vida saludables en nuestro día a día, especialmente a través de iniciativas dirigidas a los más jóvenes. Y, por último, tenemos nuestro impulso a la investigación oncológica. La Comunitat Valenciana dispone de instituciones reconocidas internacionalmente dedicadas al estudio del cáncer que hay que seguir apoyando, porque la investigación es uno de los motores para frenar esta enfermedad. Desde la Asociación queremos dedicar nuestro más sincero agradecimiento a cada investigador que, con dedicación y esfuerzo, trabaja por hacer frente al cáncer y de convertirlo en una enfermedad cada vez más prevenible y curable.

Pero todo nuestro esfuerzo sería en vano sin el apoyo de la sociedad. Es cierto que la incidencia del cáncer ha aumentado en la última década, pero no todo invita a la desesperanza. Hoy día los avances científicos han permitido diagnosticar casos de cáncer que antes permanecían sin resolver. Además, el incremento en la cultura sociosanitaria en la sociedad, así como el envejecimiento generalizado de la población han contribuido al aumento en el diagnóstico de los casos. Sabemos a lo que nos enfrentamos y eso es gracias a nuestra labor a la hora de dar a conocer el cáncer a la población, concienciando de los efectos adversos que pueden tener ciertos estilos de vida. Por ello, en AECC hacemos hincapié en todos nuestros programas de promoción de la salud, que refuerzan la reeducación social hacia hábitos de vida más saludables, promoviendo un cambio en nuestras conductas. Pero no podemos hacerlo solos, te necesitamos a ti.

Por todo ello, queremos hacer este llamamiento, no solo el 4 de febrero, sino todos los días del año, para que el máximo número posible de personas se unan a nuestra batalla contra el cáncer. Esa es nuestra meta. Y hoy, como cada día del año, estamos un poco más cerca de conseguirla.

Fotos

Vídeos