CÓMO MEJORAR A PESAR DE LA CONTINUA

PABLO ROVIRA

La Conselleria vuelve a cambiar la normativa sobre la jornada continua; dirá que para mejorarla pero es que no tiene solución y por eso llevamos un lustro a reforma por año. La jornada continua es buena cuando a tu familia te apaña o cuando puedes financiar su alternativa. Hay quien cree que el problema es que la Administración no la subvenciona pero es un error porque lo que realmente se pide al dinero público es que pague más, no que pague lo mismo con otro horario.

Por partes. La Conselleria propone esta semana varios cambios en la normativa sobre la jornada continua. Uno, que lo que se vote valga para tres años, a favor o en contra, y no que se vote cada curso hasta que salga el sí, como era común. El segundo cambio notable es la sustitución del concepto «gratuitas» por el de «no lucrativas» al hablar de las actividades extraescolares que los centros con continua están obligados a ofertar. ¿Se acuerdan de aquello de que la jornada continua no iba a costar nada a las familias? La promesa ha durado un año. Es la media de las promesas alrededor de la jornada continua: el voluntarismo de los docentes dura un año, las extraescolares duran el primer curso, el comedor se mantiene unos pocos más... Los proyectos de jornada continua son una decepción a plazos, aunque triunfan porque las familias encuentran nuevos acomodos fuera de las escuelas.

Así que desde el punto de vista del argumentario que dio pie a que la mitad de la escuela pública ya tenga jornada continua, esta modificación lo derrumba, lo retuerce y refuerza la conclusión del carácter burgués de la jornada continua. Era una demanda de algunas AMPAs que tenían que esperar hasta después de las cinco para realizar sus actividades de calidad, se señala. Y es cierto, porque lo que también refleja este cambio es el 'gato por liebre' que se ha dado en esto de las actividades, aquello de llamar cinefórum a ponerles dibujos en la tele, ludoteca a la mera vigilancia del patio libre o juegos populares a darle a la pelota. Para eso, quien puede, mejor en casa.

Hay otro punto de vista, que es el que se ha defendido en este espacio que recoge la escuela a tiempo completo de los distintos informes de la Fundación Bofill, que apuntala la ampliación del derecho a la Educación a las extraescolares como defiende Save the Children, y es, en suma, la tendencia de cómo ganan relevancia los espacios informales y no formales de aprendizaje. El tiempo no lectivo y escolar -el horario de comedor y el recreo- representa el 43,75% de la jornada escolar. Parafraseando a Jodie Foster en Contact, "si no educamos en el horario no lectivo, cuánto tiempo desaprovechado".

Así, aprovechar ese horario requiere elevar la calidad de las actividades que en él se realizan y eso, irremediablemente, conlleva un coste. Esta es la propuesta de la Conselleria: que se puedan organizar actividades con coste que la Administración financiará... en parte. Lo esperable: un modelo de ayudas a las familias con menor renta. En este sentido, el sistema de las becas de comedor pueden servir de referencia. Por tanto, algunas familias pagarán estas actividades, que serán mejores que las actuales y otras las tendrán gratuitas por su nivel de renta. Otro debate es si debe ser para todos (XarxaLlibres) o si la financiación no da para tanto.

Aquí está otra de las claves de la nueva propuesta: afectará por igual a la jornada partida y a la continua. En el momento en que hay dinero público, sería del todo discriminatorio que el tipo de jornada determinara la posibilidad de ayuda pública. También habría que exigir la obligatoriedad de la oferta, pues si a los centros con continua les obligan a ofertar extraescolares, sería óptimo que lo mismo ocurriera en la partida.

Insisto, el objetivo debe ser mejorar el servicio público educativo porque lo otro, lo que propicia el actual modelo de continua es la ventaja educativa particular frente a un tiempo común menguante. Justo dar acceso a actividades de calidad en un entorno igualitario como es la escuela favorece la equidad y poco tiene que ver con dar gratis lo innecesario a quien no tiene con qué, y mejor acceso a lo diferencial a aquel que puede pagarlo.

En resumen, la Conselleria establecerá ayudas para extraescolares de calidad lo que redundará en una mejora escolar equitativa. El problema es que este debate amplio de extender la escuela no debió comenzar con la jornada continua.

Fotos

Vídeos