MARAVILLOSA RESACA

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

La huelga feminista del 8 de marzo ha sido un éxito. Hay que decirlo más. Es imprescindible, también, dar las gracias a todas aquellas personas que convirtieron los paros y las manifestaciones en un sueño tangible. Nunca una resaca fue tan placentera como la del 9 de marzo. Esta embriaguez de ansias de igualdad es maravillosa, pero requiere ser articulada de forma efectiva para cambiar las estadísticas de la sangrante brecha salarial, crear mecanismos que acorralen a los abusadores de poder y canalizar el miedo cotidiano en la preceptiva denuncia en la comisaría. Que las imágenes de plazas y calles llenas de mujeres en pie con lúcidas pancartas no sean sólo un espejismo, porque las reivindicaciones tienen hoy vigencia. Ahora procede traducir gestos en acciones y compromisos en medidas. En esta tarea necesitamos a los hombres. Juntos podemos emborracharnos de feminismo, desnudarnos de estereotipos y roles de género y brindar por la igualdad real.

Fotos

Vídeos