LENGUAJE OSCURO

CARLOS PAJUELO

De entre el texto que se ha aprobado como consecuencia del debate sobre plurilingüismo que el miércoles vio la luz, con un estrecho margen de votos a favor, deseo destacar un párrafo que me conduce a la estupefacción por el extraño lenguaje utilizado.

«...en el ámbito de la investigación sobre programas multilingües hay un acuerdo casi unánime sobre la necesidad de que el uso vehicular de la lengua minorizada tiene que ser mayoritario si realmente se pretende corregir el bilingüismo social asimétrico...»

Es probable que los iniciados en el abstruso lenguaje pseucientificoadministrativo lo tengan claro, pero me temo que el resto del respetable- que, por cierto, ha sido pasado por el arco de triunfo por el Sr Marzá y sus allegados políticos a la hora de no tener en cuenta las alegaciones etc. presentadas- no entenderán el sentido exacto del texto.

No hace falta ser miembro de la Real Academia Española de la Lengua para entender que el propósito es el anclaje cultural del valenciano en la versión, dicen que catalana, en el alma de los infantes.

¿Estamos ante un nuevo procés con base en la Generalitat valenciana? Ahora, 30 años después, se dice que el objetivo entonces del Sr. Pujol, a la sazón mandamás de Cataluña, al margen de su intento de procesamiento por la Banca catalana, del 3% y del constante desvío de dineros para el enriquecimiento personal, era lograr lo que ahora se ha frenado, de momento, por el 155 o sea la proclamación de la independencia del Estado español... pero con dinero de España.

Yo te firmo los presupuestos (González y Aznar) y tú me cedes Educación, Sanidad y la comunicación. El caso es que transcurridos 30 años de inmersión, a muchos adultos hoy les cuesta hablar en español.

¿Es este el mismo objetivo de hoy aquí en Valencia? Los señores de Á punt, los colegios y quién sabe si la sanidad también son los silenciosos compañeros de viaje de quienes creen, piensan y hacen que esta Comunidad debe ser una copia de nuestros vecinos del Norte.

No viviré para verlo. Así que pasen 30 años, verán.

Fotos

Vídeos