LEER ENTRE LÍNEAS

FERRIOL MOYA

Leer entre líneas resulta interesante. Ya saben: una cosa es eso que se dice con todas las letras y significa exactamente lo que se lee, y otra cosa es sacar conclusiones a partir de lo que se ha leído, entendiendo lo que el autor sugería con sus palabras y no decía abiertamente. Me he aficionado a hacerlo. Leo la columna de Mariola Cubells ayer en la cartelera de Levante y trato de deducir a quién se refiere cuando alude a 'corderitas que son lobos', 'supuestas mosquitas muertas' y afea a las 'calladitas, las que llegan con pasos sigilosos y cuando te das la vuelta, en medio de la quietud, sacan las garras'. Es el segundo texto que le leo tras la destitución de su marido, Julià Álvaro, como secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, de manera que no creo equivocarme demasiado si concluyo que es en la consellera del área, Elena Cebrián, en quién está pensando la periodista. También le leo a José Manuel Orengo, el exalcalde de Gandia y ahora flamante asesor de Ximo Puig en el Palau, cuando se refiere a un mapa con los supuestos resultados de las primarias del PSPV en la provincia de Valencia. 'Demà algun tonto publicarà açó que ha enviat algú més tonto. No encerten ni la terminació. Molt de desfici hi ha per ahí'. Observando el gráfico en cuestión, con un Jorge Rodríguez erigido en gran dominador de la provincia, se puede pensar que el ocurrente colaborador de Puig se está refiriendo con ese 'tonto' al presidente de la Diputación (de su mismo partido) o, más probablemente, a alguno de sus más estrechos colaboradores. Creo saber que cuando Alfred Boix tuitea 'algunos corren desesperadamente para atribuirse victorias, los mismos que vi correr para responsabilizar derrotas' está pensando exactamente en la misma persona que Orengo, por más que Rodríguez quizá no lo entendiera y decidiera retuitearlo. Leo el fallido intento del presidente del consejo de À Punt de subirle el sueldo a la directora general y concluyo que a Empar Marco le están haciendo la cama 'los suyos' incluso antes de haber comenzado a emitir la nueva televisión. Igual que tiendo a pensar que cuando al PP se le amenaza con difundir el detalle de las cuentas del grupo parlamentario, lo que en realidad se está haciendo es tratar de impedir que los populares saquen a la luz la información de que disponen sobre algunos gastos 'comprometedores' de la Cámara. Entre líneas, deduzco que el nuevo concejal de Ciudadanos en Valencia se dio de baja tras las elecciones de 2015 porque quizá se afilió a esa formación precisamente para tratar de llegar a concejal, y cuando vio que no lo lograba decidió abandonarla. Si Pablo Iglesias dice que no usa 'portavoza' y que la palabra defendida por Irene Montero le suena rara, habrá que pensar, entre líneas, que el feeling entre ambos es menor...

Fotos

Vídeos