Por sus insultos lo conoceréis

VA DE BO!

Del secretario autonómico de Empleo de una comunidad con 375.000 parados tenemos noticia, sobre todo, por sus improperios

María José Grimaldo
MARÍA JOSÉ GRIMALDO

Dos de septiembre de 2016. El pleno del Consell aprobaba, en su primera sesión tras las vacaciones del verano, el nombramiento de Enric Nomdedéu como secretario autonómico de Empleo. Vicealcalde de Castellón hasta entonces y del Bloc, su nombre ya llegó envuelto en polémica después de que parte de la Ejecutiva de la formación asegurara que fue propuesto «al margen del consenso». Otros, como Enric Morera o Fran Ferri, defendieron sin embargo que cumplía los requisitos para el puesto y tenía un perfil idóneo para ocupar el cargo.

El presidente de Les Corts y el portavoz de Compromís conocen al secretario autonómico de Empleo bastante mejor que muchos. Sin duda. Pero un año y cinco meses después de su nombramiento, alguna conclusión podemos extraer ya el resto.

Por ejemplo, que de Enric Nomdedéu sabemos siempre por sus insultos o desafortunados comentarios. El último, llamar chimpancé con ballesta a la secretaria general de los populares valencianos. Antes, sus reprobables ironías con la enfermedad de Eduardo Zaplana, sus desafortunados comentarios sobre el paro el día que fue nombrado o sus críticas al presidente de la Generalitat, institución de la que él es alto cargo, por entregar el premio Broseta.

También conocemos de Nomdedéu que, hasta la fecha, cuenta con el respaldo de la vicepresidenta. Por eso cuando de forma tan frecuente sus opiniones desatan polémica, o provocan la condena incluso de sus propios socios de gobierno, Mónica Oltra recurre a la libertad de expresión o las metáforas, según la ocasión, para justificarlas.

Curioso resulta que la vicepresidenta, que tanto apela a los derechos, olvide que Eva Ortiz tiene el de no ser insultada aunque un día decidiera militar en el PP.

¿Pero qué hay de lo suyo? ¿Qué sabemos de eso, señor Nomdedéu? A muchos lo que nos interesa es tener noticia del trabajo por el que percibe un sueldo público y ocupa un alto cargo, el segundo, nada menos, en la Conselleria de Economía. Desde hace ya casi año y medio ostenta la secretaría autonómica de Empleo de una comunidad, la valenciana, que cuenta con 385.705 desempleados y cuya primera preocupación, así lo acaba de constatar el barómetro de la Generalitat, es el paro.

Intento recordar alguna iniciativa, debate, incluso polémica, que hayan generado sus políticas de empleo (en el seno del Consell, en Les Corts, entre la ciudadanía...) y sólo me vienen a la cabeza sus tuits. Busco en la hemeroteca y también encuentro lo mismo. Me pregunto si año y medio después una empresa privada decidiría el cese de uno de sus directivos, como pide para usted la oposición, sólo por sus insultos.

Por cierto, se me olvidaba. Del secretario autonómico también hemos tenido noticia este tiempo por otro asunto: acude al despacho en patinete. Una iniciativa, de nuevo, muy relacionada con las políticas de empleo.

Fotos

Vídeos