SI INSISTEN CON LA SEQUÍA LES VEN RIDÍCULOS

VICENTE LLADRÓ

Sequía aún?, ¿qué dicen? Ese fantasma desapareció de la escena pública en España. Ya no hay sequía. La queja que persiste ahora por todas partes es la de que la gente está harta de tanta agua. Están cansados de que llueva tanto, día tras día, semana tras semana; preocupados por los desbordamientos, por el deshielo en las cumbres montañosas, inquietos en los pueblos que se inundan; donde no se puede sembrar o recolectar, ni preparar el terreno, porque llueve persistentemente. No paran de entrar borrascas desde el Atlántico.

Pero ¿seguro que eso es en toda España? ¿No será que en la mayor parte del país, y desde luego en Madrid, que es centro de todos los poderes, incluidos los medios informativos nacionales, creen que lo que les rodea o ven al alcance de la mano afecta o bendice a todos por igual? ¿No será también que no se escuchan las quejas contrarias de los territorios donde la lluvia sigue tan escasa o nula como antes y las reservas continúan en niveles muy preocupantes de sequía estructural y restricciones?

Hoy en día, a quien insista con los problemas de la sequía en tierras valencianas, en la mayor parte del resto de España le verán ridículo. No digamos en Madrid, a cualquier nivel. ¿Qué dice ése?, le señalarán. ¿Es que quiere hacer reír? ¿Cómo se atreve, con lo que ha llovido?

¿Dónde ha llovido? Miren los datos de los embalses: en menos de dos meses se han llenado los de las cuencas de Galicia, cornisa Cantábrica, Ebro, Duero, Tajo medio y bajo, lo mismo en el Guadiana, gran parte del Guadalquivir y los de las cuencas internas de Cataluña y Huelva. Por supuesto también los de Portugal, que en gran medida se alimentan del Duero, Tajo y Guadiana. Luego está la parte oriental la Península, la gran olvidada en estos asuntos, que es la que no sólo sufre la sequía coyuntural, como el resto, sino una estructural, de casi siempre, que tiene más hondo calado.

Imaginen la Península. Llegan los frentes atlánticos, siempre uno detrás de otro. A ver dónde descargan. Según se sitúe el anticiclón de las Azores será más al norte o más al sur de Europa. Si el anticiclón se coloca enfrente, bloquea el paso y las borrascas se van en mayor medida hacia las Islas Británicas, Francia, Países Bajos, Alemania... Ahí tenemos un problema ocasional de sequía coyuntural, hasta que se mueva el anticiclón. Si oscila hacia 'arriba', al menos se van desviando en parte las bajas presiones con lluvia hacia Portugal y España. Pero casi nunca tienen bastante fuerza para llegar hasta la orilla mediterránea, cuando la alcanzan es muy débilmente y en la mayoría de los casos ni siquiera mojan en abundancia tierras a 150 o 200 kilómetros de nuestro litoral. Por contra, cuando llueve tanto en toda España menos en la franja oriental, lo que predomina aquí es el viento fuerte, cálido y seco de poniente, que aún seca más y obliga a gastar más agua en los riegos agrícolas.

Para que llueva en abundancia por aquí tienen que juntarse varias combinaciones: temporal de Levante, una borrasca que sube desde el golfo de Cádiz..., y eso ocurre de más tarde en tarde. De ahí que aquí, aparte de la coyuntural, la tengamos estructural. La sequía, decimos, mientras en el resto de España lamentan que les llueva «cinco veces más de lo normal». ¿Cómo se van a creer que aquí ni se acerca a lo mínimo imprecindible?

Fotos

Vídeos