Imágenes para el recuerdo

Va de bo!

La foto con el presidente, la vicepresidenta y tres consellers debía haberse producido en la Ciudad de la Justicia en vez de en la presentación de un logo

María José Grimaldo
MARÍA JOSÉ GRIMALDO

La convocatoria llegaba a los medios el lunes por la tarde y al leerla pensé: Se habrán equivocado. No puede ser. ¿Cómo va a tratarse de la presentación sólo del nuevo logo de la futura tele? No. Esto ya está aquí. Esta vez sí. No habrá tercer 9 d'Octubre sin televisión pública. Otro año de promesas incumplidas, no. ¿A santo de qué un acto va a reunir a presidente autonómico, vicepresidenta, consellera de Sanidad, máximo responsable de Hacienda y de Educación si no es para anunciar la fecha exacta del inicio de las emisiones, incluso los contenidos, uno a uno, e íntegra la programación si estamos ante una de las grandes promesas del Consell?

El encuentro del martes en el Botànic, donde PSPV, Compromís y Podemos se juraron amor eterno en su día aunque alguno ya lo ha incumplido, deja imágenes para el recuerdo.

Primero, porque el escenario no puede tener una carga política mayor para una televisión que, así se nos ha contado una y mil veces, se reabrirá para ser, además de pública, plural y por tanto no partidista. Segundo, porque el despliegue de medio Consell para posar junto a un logo cuya presentación podían haber resuelto con soltura la directora del ente y el presidente del Consejo Rector, que también asistieron al acto, no vaticina nada bueno políticamente hablando.

No quiero pensar qué ocurrirá si, tras el encuentro del presidente de la Generalitat con el del Gobierno hace unos días en la Moncloa, y en función del optimismo que se transmitió, Rajoy llama un día a Puig para comunicarle que sí, que lo ha convencido y va a condonar 26.000 millones de euros de los 44.000 que arrastra de deuda el gobierno autonómico.

¿Se convocará entonces en las torres de Quart? ¿Se organizará un pleno extraordinario del Consell en las torres de Serranos desde donde la portavoz anuncie al 'mon sanser' a modo de crida que 'ja estem en pau'? Lo de la llamada del presidente del Gobierno cuesta imaginar que se produzca. Lo de las torres de Serranos, menos después de saber que quienes tendrían que tomar la decisión creen que cuando una vaca se escapa de un municipio, y ha ocurrido en Burriana, es porque quiere ser libre «y además a mí me parece bien» (Oltra dixit).

Pero hablábamos de imágenes. Esa foto de presidente, vicepresidenta y tres consellers empleados a fondo en la presentación de un logo debería haberse producido esta semana en un escenario muy distinto: la Ciudad de la Justicia. De eso no ha habido foto oficial ni convocatoria pública pero sí imágenes que, como la del Botànic, quedarán para el recuerdo: las de unas dependencias que tras sufrir un cortocircuito, no el paso del huracán Irma, estarán cerradas más de una semana porque durante ese tiempo no ha habido forma de poder garantizar la seguridad de trabajadores y usuarios. De buscar alternativas para evitar la suspensión de un millar de juicios, ni hablamos.

Fotos

Vídeos