ILUSTRES DESAPARECIDOS

BOQUERINI

Aveces las diferencias son tan evidentes que son insultantes. Hace una semana, fallecieron el mismo día dos inmensas figuras de la cultura: Jeanne Moreau, considerada la mejor actriz europea del siglo XX, una de las imágenes de Europa en todo el mundo, y el actor y autor estadounidense Sam Shepard, que estaba considerado unánimemente como el mejor autor teatral vivo de la historia. Sin duda, ustedes se enteraron leyendo los periódicos, escuchando la radio o a través de las redes sociales. ¿Y la televisión?, se seguirán preguntando. Está claro, hicieron referencia brevemente en los informativos (y no en todos), y a otra cosa, mariposa.

Ya sabemos que a las privadas estos temas culturales les importan un higo. Ellas están a lo que están, que si el cumpleaños de Andreíta, que si las broncas en las tertulias, que si Neymar o Ronaldo... Pero, ¿y Televisión Española, esa que pagamos todos nosotros? Pues parece que no se enteraron demasiado. Solo 'Días de cine', el jueves en La 2, dedico dos modélicos reportajes a los ilustres desaparecidos. Modélicos pero breves. Y es que, con el inicio de agosto, el programa ha visto reducido su horario en un 50%. Y todavía nos debemos dar con un canto en los dientes: en otros agostos el programa desaparecía de la parrilla.

Hubo un tiempo en que, cuando fallecía una gran figura del cine, la televisión pública la recordaba y homenajeaba poniendo una de sus películas o alguna entrevista en profundidad, en los tiempos en que TVE apostaba por aquel formato, hoy día inexistente. No es que ahora no lo haga, no lo hace con los desaparecidos del cine o el teatro. En otros ámbitos, los muertos no pasan desapercibidos: ahí está el caso de la triste y prematura muerte de Ángel Nieto. TVE se ha volcado homenajeándolo y recordándolo, como, por otra parte, era su obligación. Lo triste es que no lo considere también con el mundo de la cultura y el espectáculo. Han pasado siete días y nada de nada. Todavía están a tiempo, aunque sería gravísimo que fuesen a hacerlo ahora, indicaría que los responsables de la cultura en la televisión pública se han enterado de las muertes de Jeanne Moreau y Sam Sheppard leyendo esta columna. ¡Vaya papelón!

Fotos

Vídeos