Las hordas

ROSA BELMONTE

Hillary Clinton apareció en los Grammy leyendo 'Fuego y Furia.', el libro de Michael Wolff. Puigdemont apareció en los Gaudí hablando al presentador David Verdaguer en el vídeo inicial. Una aparición tan corta que se agradeció en una pieza insoportable (salvo cuando Ventura Pons hizo de Dios). En la gala del cine catalán había tres asientos vacíos para los ausentes vicepresidente, presidente y conseller de Cultura. Con ese lazo amarillo gigante que parece la protección para el asiento de un retrete público. ¿Pero es que allí nadie ve eso? Pregunta tonta, ya sé que cada uno ve con los ojos de su horda. Es otra variante del filtro burbuja de Parisier (cómo internet decide lo que leemos y lo que pensamos). Sin algoritmos pero con idea de pertenencia. Hillary leyó el párrafo de los hábitos alimenticios de Trump. A mí Trump me representa más que la sopa de verduras con anacardos y la caballa a la plancha. Ya no sé ni a qué horda pertenezco.

Fotos

Vídeos