Los herederos de Lucendo

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

Lucendo fue un futbolista nacido en la localidad manchega de Pedro Muñoz y que fue jugador de la selección de Andorra, de la que hoy es entrenador en categorías inferiores. Entre esos dos puntos, hay muchos pasos de una dilatada carrera que llegó a su cima el día que Johan Cruyff le hizo debutar con el Barcelona en la primera jornada de la Liga 89/90 ante el Real Valladolid. Los de Pucela ganaron aquel partido y la carrera de Lucendo en Primera empezó y terminó en el Nuevo Zorrilla. La historia de Lucendo es la misma que la de muchos jugadores que han tocado la máxima categoría para disfrutar en ella lo que dura un recreo. De hecho, Lucendo es el nombre propio que sirve para todos aquellos que nunca llegaron para quedarse. Reconozco que uno de mis pasatiempos favoritos siempre ha sido rastrear entre las alineaciones de Segunda B a viejas glorias y futuras promesas que apuran sus días o buscan una segunda oportunidad con el riesgo del impago como el pan de cada amanecer. A bote pronto me viene a la cabeza el nombre de Patri, el juvenil de los mil millones. O el de De la Sagra, otro que apuntaba tan alto que la caída fue todavía más dura. En el Valencia uno de los casos recientes fue el de Joel Johnson, tan precoz en su debut como fugaz su presencia en el primer equipo. Tiempo después incluso tuvo que reciclarse en el Buñol tras pasar por el Real Madrid C y Real Jaén. Hoy disfruta de una nueva oportunidad en el Charlotte Independence. Luis Aragonés hizo al Valencia subcampeón de Liga y le abrió las puertas de Primera a Raúl Martínez, un chaval que pasará a la historia por ser el jugador de Segunda B más caro en el PC Fútbol. Hasta el mayor de los sabios tuvo un borrón y el chico que hizo debutar el técnico de Hortaleza terminó su carrera en el Yeclano y en el Binéfar. El fútbol está lleno de Lucendos. En el Valencia, el último aspirante a una carrera breve salvo que el fútbol diga lo contrario es Rafa Mir. Nuno, aquel portugués que lideró enchufado por Mendes el primer proyecto de Lim, ejerció de Cruyff en San Petersburgo. La arrogancia del portugués, recomendado en la intimidad por su mentor, le llevó a incluir en el once inicial del Valencia de Champions al juvenil para que se estampara con todo el equipo contra el bloque de hielo del Zenit. Aquel debut, más unos pocos minutos en Primera, han sido los argumentos de Rafa Mir para dejar plantado al Valencia, echar un pulso y firmar por el Real Madrid. Hay veces que los jóvenes quieren ir tan rápido que no se dan cuenta de que su arrogancia ha dilapidado más de una oportunidad. Que le vayan bien las cosas a Mir pero que nunca se olvide de que el fútbol está lleno de casos como el de Lucendo.

Fotos

Vídeos