Guerra de escobas

BORJA RODRÍGUEZ

Cada vez que la competencia abría un nuevo establecimiento, me decía las mismas palabras: «escoba nueva, siempre barre bien». Carlos regentaba una cafetería de las de toda la vida y a lo largo de los años tuvo muchas escobas nuevas a su alrededor. Con el tiempo, a todas ellas el mercado las colocaba en el lugar correspondiente. Por mucha oferta de promoción inicial que tuvieran, el día a día y el sentido común las obliga a formar parte del sistema. Unas cerraban, otras se adaptaban. Podemos decir que València en Comú ya no barre tan bien como en tiempos del 15M, cuando estaba de moda criticar los coches oficiales, la casta y tirar de megáfono en comisiones imposibles llenas de utopía. Y sin embargo cabe destacar la coherencia del ya ex-portavoz del grupo en el Ayuntamiento de Valencia, por presentar la dimisión de todos sus cargos e incluso renunciar a su acta de concejal. Jordi Peris anunció su marcha en rueda de prensa alegando entre otras cosas que «su partido no se parece en nada a aquello que surgió hace años. Luchas internas que están por encima del proyecto político y de las personas para acabar con los mismos vicios de la izquierda tradicional y de la vieja política». En definitiva, que los que denunciaban a la casta, se han acabado convirtiendo en ella. Ni València en Comú ni Podemos barren con la ilusión del primer día. Desconozco la motivación real de la decisión de Peris pero, de cara a la galería, ha resultado ser coherente con lo que piensa y con lo que venía a hacer. Resulta extraño que un político dimita, es más, renuncie a su acta de concejal. Por otra parte y fuera de la decisión personal, la realidad del tripartito sigue haciendo aguas en un mar que se complica cada vez más. Atención, en un año entramos en tiempo de elecciones con escobas que barren por igual.

Fotos

Vídeos