Fallas: ¿disfrutar o huir?

BORJA RODRÍGUEZ

Ya hay ganas de escuchar, sentir y oler una mascletà. Hoy día 1 de marzo el senyor pirotècnic, con el permiso de las falleras mayores de Valencia, meterá fuego a una mecha que nos llevará hasta el día de San José. Es innegable el gran trabajo y aportación que realizan los falleros, mismo nivel de responsabilidad que se espera del gobierno municipal al gestionar la visita de cientos de miles de personas a nuestra ciudad, con lo que ello supone. El año pasado fue el más caótico que se recuerda y tal como caen las fechas no hay que ser un lince para pensar que este año se desbordarán todas las previsiones. El Ayuntamiento ha tomado medidas de seguridad coherentes con el volumen de gente que se reúne para ver la mascletá, provocando ciertas modificaciones en Fallas y en comercios de la zona de influencia, así que el descontento no esta exento de razón pero es fruto de la misma descoordinación con la que se gobierna en tripartito. Me explico: al tomar decisiones desde la concejalía de Seguridad, es lógico que haya consecuencias en otras áreas de gobierno. El problema no esta solo entre las concejalías de Seguridad y la de Fiestas sino en todo el Ayuntamiento de Valencia. En función de quién lleve una u otra área, así de mal o peor se hace la gestión. Creo que la concejala Menguzzato ha sido valiente al poner en marcha las medidas de seguridad pero es una gota en el mar si lo comparamos con el trabajo que queda por hacer. Sin olvidar que seguimos en alerta ¿son suficientes los agentes de seguridad para garantizar y minimizar al máximo que no ocurra nada?¿Queda resuelto el problema de basuras por las calles y malos olores del año pasado? Ya estamos en marzo, tarde para resolver lo que se debía haber previsto meses atrás así que, senyor pirotècnic, pot començar la mascletà.

Fotos

Vídeos