MÁS ESTRELLAS QUE EN EL CIELO

Grandes almacenes

Mercedes de Acosta, María Mercader y Mae West. Recordemos a estas grandes damas en la semana que celebramos el Día Internacional de la Mujer

RAFA MARÍ

Terenci Moix. Así se llamó en TVE un atractivo programa de entrevistas que presentó el escritor Terenci Moix a finales de los 80: 'Más estrellas que en el cielo'. Hubo muchas en aquel recordado espacio: Lauren Bacall, Cyd Charisse, Kirk Douglas, Gina Lollobrigida, Joan Fontaine, Joan Collins, Peter O'Toole...

Imitaciones. Hemos retrocedido en la cultura televisiva. Ahora nos tenemos que conformar con Belén Esteban, María Patiño, Kiko Hernández, Chelo García-Cortés, Mila Jiménez, María Lapiedra o las imitaciones de 'Tu cara me suena', tan simpáticas como insuficientes en lo que respecta a nuestra necesaria dosis de glamur mental. En recuerdo de Terenci, el artículo glosa hoy a tres estrellas que quizá no digan nada a las nuevas generaciones. Una sedujo a las más deslumbrantes bellezas femeninas de su época. Otra amó a un gran actor y director. La tercera se enamoró de sí misma. Las recordamos en solidaridad con el Día Internacional de la Mujer que se celebra el jueves.

Seductora. Aceptemos la convención de las conmemoraciones. 50, 100, 125 años. El pasado 1 de marzo se cumplió el 50 aniversario de la muerte de la poeta y diseñadora Mercedes de Acosta (Nueva York, 1893- 1968). Un gran personaje de vida legendaria. Mujer distinguida, mantuvo relaciones amorosas con Greta Garbo, Marlene Dietrich, Tallulah Bankhead, Alla Nazimova o Isadora Duncan. Nada menos. Tuvo también enemigas. Alice B. Toklas, celosa y amante fiel de la escritora y mecenas Gertrude Stein, le dijo a Anita Loos (autora de 'Los caballeros las prefieren rubias'): «No puedes deshacerte de Mercedes tan tranquilamente».

Marilyn y Jane. Por cierto, ¿se puede encarnar mejor que Marilyn Monroe y Jane Russell a Lorelei y Dorothy, las dos heroínas de 'Los caballeros las prefieren rubias' (Howard Hawks, 1953)? Es muy difícil.

María Mercader. Tuvo una sólida carrera en el cine (40 películas) y en el teatro, pero cuando se recuerda a María Mercader (Barcelona, 6 de marzo de 1918- Roma, 2011) es por haber sido la segunda mujer de Vittorio de Sica. Eso es injusto. O, más injusto aún, por ser prima de Ramón Mercader, el asesino de Trotsky. Mañana se celebra el centenario de María Mercader, que trabajó en películas de Cottafavi, De Sica, Blasetti, Freda, Ferreri, Jaime Camino...

John Kobal. Rebuscando entre los estantes de mi librería encuentro un vetusto volumen en el que John Kobal entrevista a famosas actrices: 'La gente hablará' (Seix Barral, 1987). Las cosas que Mae West le cuenta a Kobal son formidables y divertidas. Mae nació en Brooklyn hace 125 años.

'Fui mi propio bebé'. »El matrimonio y un hombre de por vida es adecuado para algunas personas, pero para mí no era bueno», confesó Mae West. «Cada vez que me miro quedo absorta en mí misma y rehúso liarme de ese modo con otra persona. Vi qué les ocurría a otros cuando amaban a otra persona tal y como yo me amo a mí misma y no quería sufrir ese problema. Por ese motivo jamás quise tener hijos. Me gustan los niños de los demás, pero yo fui mi propio bebé».

Diamantes. «Conseguí montones de diamantes, pero cada vez que tenía uno nuevo no me sentía lo bastante entusiasmada», decía Mae. Una frase que, apenas retocada, le pirateó María Félix, otra gran dama más fuerte que la vida.

Raquel Welch. Mae se comportó como una gran diva hasta su muerte en 1980. Raquel Welch (Chicago, 1940), se quejaba del caótico rodaje de 'Myra Breckinridge' (Mike Sarne, 1970), en la que compartió protagonismo con una Mae West que, en su ancianidad, afirmaba ser más sexy que Raquel. Recelosa, si Mae lucía un traje blanco o negro, exigía que su joven compañera vistiese en esa escena ropa de otros colores.

La Mostra. La productora respaldó a Mae, ya que ella, previsora, tenía ese privilegio por contrato. Una añagaza suya. Así me lo contó la propia Raquel Welch cuando, invitada por la Mostra, visitó Valencia en 2007 y la entrevisté en el Museo de la Ciudad.

'Sextette'. Mae West fue con 85 años la estrella de 'Sextette' (Ken Hughes, 1978), su última y disparatada película, en la que tuvo como chevaliers servants a Timothy Dalton, Tony Curtis y George Hamilton. Mae pudo con los tres.

Fotos

Vídeos