El equipo está en el buen camino

FERNANDO GÓMEZ COLOMER

Muchísimo respeto, quizá demasiado. Lo mejor, estilo cuajado absolutamente respaldado por la grada de Mestalla. A mejorar el trato del balón y la parcela creativo-ofensiva. Y aparte de todo esto, partido aburridísimo para el espectador. Esperaba muchísimo más de estos dos conjuntos, al menos en ataque. Menos mal que estamos con ellos, ya lo comenté la semana pasada, porque esta imagen ofrecida en otras épocas de alarmante preocupación, habría sido valorada de muy diferente manera. El equipo se esfuerza mucho, trabaja bien, pero estos rivales siempre motivan, y debemos mejorar ofensivamente. Y cuando hablo de estos rivales, me refiero a que, por ejemplo, los partidos jugados ante Real Madrid y FC Barcelona la temporada pasada en nuestro estadio, y en situación clasificatoria muy diferente, fueron infinitamente mejores al que ayer cuajó el Valencia. Pero la dinámica es muy positiva, la afición está con los jugadores y con los responsables deportivos de la entidad, y eso ayuda positivamente. Y también es cierto, bajo mi punto de vista, que estamos alcanzando un nivel y aplicando un modelo de juego que evitará que los equipos teóricamente inferiores al nuestro, puntúen fácilmente en Valencia. Al menos así lo creo, y espero no equivocarme.

El equipo defiende bien, pero debería hacerlo mejor. Me explico, el Valencia defiende bien, pero su portero fue uno de los más destacados ayer en Mestalla. El equipo defiende bien, pero el Real Madrid le crea menos oportunidades claras al Levante UD que a los nuestros. Y si nuestro balance ofensivo nos va a costar tanto como ante el Atlético de Madrid, nuestro rendimiento defensivo incluso debería mejorar ostensiblemente. Y para mí, y por no poner un ejemplo demasiado alejado ni en el espacio ni en el tiempo, el cuadro madrileño es la referencia. Eso sí que es defender bien. No dispusimos de ninguna ocasión verdaderamente clara de gol, y nos mantuvo muy alejados de su portero Oblak, durante más de la hora y media que duró el enfrentamiento. Salvo este detalle, el Valencia no conoce la derrota y no ha encajado gol como local. Muy buen comienzo, esperanzador y corriente aprovechable de forma sencilla. No se trata de crear algo, de alcanzar algo que no tenemos, se trata, como el propio Marcelino admite, de mejorar lo que nos puede hacer aun más fiables. Sin más. Y repito, están en el buen camino.

En cuanto al partido en sí, y las actuaciones individuales de los nuestros, y aparte de reconocer el esfuerzo de todos, bien los defensas, centrales y laterales; mucho trabajo pero poco acierto, vistosidad, participación, o como queráis llamar de los centrocampistas, y puntas absolutamente desaparecidos. Pereira hizo cositas mientras las fuerzas le duraron, y un Guedes muy vertical. Un poquito de pausa cuando de definir la jugada se trata, tanto para asociarse como para finalizar, le cargarán de una mayor peligrosidad si cabe.

En fin, pudo ser mejor en cuanto a juego, y peor en cuanto a resultado, pero nos basta por ahora.

Fotos

Vídeos