Educación, TV y filosofía

JOSÉ-ANTONIO BURRIEL

Algunas frases de Emilio Lledó -premio Princesa de Asturias y Premio Nacional de las Letras- en una entrevista en los medios de comunicación a propósito de su último libro, 'Sobre la educación', me han llamado la atención por referirse a problemas graves que nos afectan, como sociedad, en los momentos actuales. Por ejemplo: «la educación tiene que ser una y la misma para todos los ciudadanos». Con otras palabras, los padres tiene el derecho a elegir la educación de sus hijas, pero la calidad de la enseñanza debe estar presente tanto en la enseñanza pública como en la privada. Y si pasamos a lo que expresa sobre los medios de comunicación, tras recalcar que la educación en estos momentos está en manos de los medios de comunicación y las redes sociales, afirma: «Creo que es fundamental una televisión enriquecedora, que además entretenga porque no es incompatible. Una televisión así puede iluminar críticamente a la gente y una televisión estupidizadora puede estupidizar a un pueblo... la televisión puede ser para bien y puede ser también para mal...».

¿Por qué no se potencia la filosofía en la educación?: «Voy a ser muy radical: porque no quieren que pensemos. La filosofía no es una cosa extraña; siempre fue una actitud crítica frente a la vida, frente a la realidad. Y todos los filósofos han tenido una actitud crítica para entender lo que es el mundo, lo que es el bien, lo que es la justicia, lo que es la sociabilidad, lo que es la lucha por la igualdad, lo que es la educación». Y añade: «los conceptos fundamentales como el bien o la justicia deben expandirse por todo el mundo, tienen que globalizarse... La globalización tiene que ser una globalización de la cultura, de la justicia, de la verdad, de la lucha por la igualdad». ¡Gracias, maestro, por ayudarme a reflexionar!

Fotos

Vídeos