Cristina Cifuentes

CARMEN VELASCO

El máster de Cristina Cifuentes ha servido para aplicar la dieta milagro a los currículums de los políticos. De las webs institucionales han desaparecido licenciaturas, diplomaturas y cursos de más de una decena de representantes públicos. Algunos han faltado a la verdad sobre su expediente universitario, pero también suelen hacerlo respecto a los libros. Dicen leer a los clásicos. Recurrir a los grandes autores es tan fácil como tramposo. Hace justo tres años Pedro Sánchez (PSOE) tuiteó: «Desde Soria, cuna de Machado, todo mi reconocimiento al trabajo de profesores...». Los internautas se apresuraron a recordarle el origen del poeta citando los versos de 'Retrato' («Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla...»). En 2011 la entonces consellera de Cultura, Lola Johnson (PP), fue 'trending topic' al atribuir 'Tirant lo Blanch' a Ausiàs March, cuando el autor es Joanot Martorell. Todos podemos sufrir lapsus culturales y mentir en el currículum, pero hay atributos que difícilmente pueden ocultarse, como la cultura, la educación, la belleza o la bondad.

Fotos

Vídeos