CRECE LA FAMILIA SADHU

BURGUERA

Los sadhu son unos monjes hindúes que siguen una vida de austeridad penitente, y de peregrinaje constante, porque es el movimiento el que mantiene el cuerpo en tensión, ignorando las tentaciones. Todo esto sumado a penitencias extremas. Dícese: sostenerse a la pata coja o mantener un brazo en alto durante... años... o permanecer con la cabeza bajo tierra durante... días. Y meditan a toda hora para engrasar los chacras y llevarlos relucientes.

Los monjes de mayor nivel levitan y hasta alcanza la invisibilidad. Aunque se asegura que la mayor parte de los sadhu habitan en una zona llamada Juna Akhara, oigan, yo cada vez tengo la sensación de que a nuestro alrededor se ha puesto de moda el espíritu sadhu. Si no, no encuentro explicación a tanto cargo público o electo metiendo la cabeza bajo tierra, levitando o haciéndose el invisible. Debe ser un rapto sadhu. No hay otra.

Al que se le ve más dispuesto últimamente a abrazar este modo ascético de vida es a José Manuel Orengo. Después de peregrinar de un puesto público a otro por la gracia del PSPV, el exalcalde de Gandía y de tropecientas cosas más acabó de asesor de Puig. No es precisamente una deportación a Siberia. A Orengo le ha pillado en un despacho de Presidencia de Generalitat el pollo que montado por el popular Císcar Bolufer con su denuncia sobre financiación, que Manolo Mata, síndico socialista, lleva semanas calificando de chapuza de cuarta (algo habitual en tiempos pasados, cuando se anunciaba el cierre de una televisión por un arrebato y luego no había nadie con dos dedos de frente para dar marcha atrás). El (brillante) trilero de Mata, a la suya, y Orengo, con la cabeza metida bajo tierra junto al resto de saforinos socialistas y sus vecinos del Bloc, y allí permanecerán al estilo sadhu, y veremos si no baten el Récord Guinness de sepultación en vida. Que nadie descarte que incluso adquieran el don de la invisibilidad mientras Puig está de peregrinaje. Se ha ido a China, que son más budistas que sadhu. Por algo se empieza, pero es que en Presidencia son más de sushi que de curry. Si no lo logran, que pregunten al PP, donde aprendieron a convivir con decenas de causas judiciales de corrupción pendientes. Primero metieron la cabeza bajo tierra, practicaron la invisibilidad y ahora levitan al comprobar que la Justicia escudriña en el cesto de sus rivale buscando manzanas podridas. Mal de muchos. Haciendo el hoyo para enterrar la testa se encuentran igualmente los podemistas, que dieron un plazo de 20 días a socialistas y nacionalistas para que les aporten unas explicaciones que no se hallan ni en sus reuniones internas. Podemos debe optar por meter la cabeza bajo tierra o exigir que rueden cabezas.

Sadhu es tendencia. Vendo pala en buen estado.

Fotos

Vídeos