Es la costumbre

ROSA BELMONTE

Los hombres mandan y eligen a otros hombres. Pero no hay ninguna conspiración. A David Letterman le preguntaban por qué en su programa no había guionistas mujeres. Que no sabía. «No había ninguna consigna en contra de las mujeres». Claro. Pasa lo mismo en los medios de comunicación o en la Justicia. Contaba ayer Alfonso Torices que las mujeres son mayoría en los juzgados, pero sólo ocupan un quinto de los cargos relevantes. El Poder Judicial ha publicado un estudio que demuestra que los tribunales están llenos de techos de cristal. Y no porque no haya mujeres válidas sino porque no las designan. Sólo hay que volver a la foto de la apertura del año judicial. O ir a la presidencia del TSJ de Murcia (un hombre pasó por encima de una mujer con más años en la judicatura). La mujeres ganan en las oposiciones pero pierden en la cooptación, cuando necesitan el voto de los que ya están dentro, que siguen eligiendo a otros tiarrones. Todo legal.

Fotos

Vídeos