HAY QUE COMPETIR LA COPA

FERNANDO GÓMEZ

Eliminatoria resuelta con contundencia ante un rival que tiene un serio problema de continuidad entre los equipos de la máxima división. Es difícil que Paco Jémez cambie la cara a un conjunto que acumula excesivos sistemas y un buen número de entrenadores sin que haya acabado la primera vuelta. Las Palmas compareció ya derrotado, con la cabeza muy alejada de la competición tras su derrota ante el Eibar y se rindió muy pronto ante el empuje del Valencia. Marcelino dispuso ayer a varios de los menos habituales en el once inicial y estos se reivindicaron ante su entrenador para mostrar que se puede contar con ellos. Es cierto que Las Palmas dio pie al lucimiento colectivo e individual. Desde el primer momento se vio que la cuestión del gol del Valencia era cuestión de minutos ante una defensa canaria muy endeble y poco compacta. El técnico del Valencia apostó por Vietto de inicio. Era el partido adecuado para que el argentino compareciera de inicio para tratar de que recuperar el olfato goleador perdido. Fue un bálsamo el encuentro para el delantero, que se fue al banquillo sustituido con tres tantos y las sensaciones de que puede ser una pieza más de aquí al final de la temporada. Ni en el mejor de los guiones previstos podría haber salido tan bien el debut de Vietto como titular. Ofreció buenos movimientos y una variedad de remates. El último gol fue de esos que se recuerdan durante mucho tiempo.

Marcelino, con la irrupción del argentino, tiene que gestionar ahora el reparto de minutos entre sus cuatro delanteros. Zaza, que se entendió bien ayer con el argentino, es el atacante '9' puro, por lo que tiene menos competencia. Rodrigo quiere protagonismo porque aspira a ir al Mundial de Rusia con España y ahora Diego Costa ha vuelto a la actividad. Y también está Mina, que ha sido el menos protagonista pero también ha anotado goles en Liga. Desde el banquillo habrá que gestionar con tino el rol de los atacantes una vez ha llegado Vietto.

Y ahora se habla de Coquelin, un mediocentro del Arsenal que no ha contado con la confianza continuada de Arsene Wenger. Un jugador por descubrir que habrá que ver si mejora la prestaciones de un Maksimovic correcto cada vez que ha jugado.

Por lo demás, buen resultado ayer ante Las Palmas con un equipo fuerte en ataque y con pegada ante un rival, insisto, que casi ni compareció en Mestalla y que tiene muy complicada la permanencia en Primera si no hay un golpe de timón total en las próximas semanas.

Ahora habrá que esperar al sorteo del próximo viernes para ver cuál es el rival en la ronda de cuartos. El Valencia y el valencianismo se vuelve a ilusionar con un torneo en el que hay esperanzas puestas y en el que sin duda hay que poner mucho interés para llegar lo más lejos posible cuando el resto de los equipos grandes tienen competición europea que jugar. Si el Valencia se refuerza en este mercado es para competir en los dos torneos y dar la mejor de las alegrías en la Copa.

Fotos

Vídeos