LA CHAMPIONS SE AMARRARÁ EN MESTALLA

FERNANDO GÓMEZ

Marcelino sabe que con los puntos que puede lograr en Mestalla el objetivo de clasificarse para la Liga de Campeones se cumplirá. La Liga se enfrenta a la recta final de la temporada y, como siempre he defendido desde hace muchas semanas, el Valencia estoy convencido que la campaña que viene estará en la máxima competición europea. Esa es la clave para entender las numerosas rotaciones de Marcelino en el once titular. Jugadores en puestos a los que se tienen que adaptar como es el caso de Vezo en el lateral derecho. Coquelin ejerce de todoterreno y muchos de los teóricos titulares estuvieron en el banquillo. Por cierto, es curioso que Maksimovic, que durante muchísimas jornadas fue el comodín utilizado por el técnico para ocupar distintas posiciones haya perdido mucho protagonismo cuando empezaba a rodar con el grupo tras su periodo de adaptación inicial. El técnico del Valencia va a reservar a sus titularísimos para los partidos que se jueguen en casa.

El punto logrado en San Mamés es bueno para estar en la Champions la temporada que viene, una meta que el entrenador ya ha empezado a verbalizar como hizo en la rueda de prensa previa al partido de ayer. Es bueno que ya no existan rodeos al verdadero fin de un Valencia que entra en el momento clave, que es cuando se disputan las últimas diez jornadas de Liga. El Sevilla es cierto que ganó y que recortó dos puntos en la clasificación, pero los de Montella se han mostrado irregulares y todavía tienen competición europea por delante. Tras el empate a cero ante el United piensan que en Manchester todavía pueden sacar algo positivo y pasar de ronda. El partido del sábado 10 de marzo en el Pizjuán entre el equipo local y el Valencia será fundamental para aclarar el futuro.

Sobre el partido de ayer, dos apuntes. El primero, y muy positivo, la presencia de Ferran Torres en el once inicial. El cantero, pese a su juventud, tiene una madurez propia de un jugador con un futuro esperanzador para el club de Mestalla. Estuvo especialmente bien en el primer tiempo. La asistencia para el gol de Kondogbia demuestra que el chico tiene algo diferente. Otro quizá hubiera buscado un centro al área como recurso fácil en esa situación pero el chaval esperó, levantó la cabeza y vio la posición favorable del centrocampista francés para dejarle una posición franca de tiro. Por cierto, gran gol del francés que puso la pelota en el único punto al que no podía llegar Arrizabalaga.

El otro apunte, en este caso negativo, es la facilidad con la que el Valencia mete a sus rivales en los partidos. Este Athletic es de los peores que se han visto en las últimas temporadas. Un equipo sin ideas, con muchos veteranos y donde la renovación de su plantilla todavía no tiene la experiencia necesaria para dar ese salto de calidad. El penalti de Murillo es evitable, en una jugada en la que no es necesario entrar de una manera tan poco ordenada. Además, en la falta que da pie al gol del Athletic el empujón es a Ferran. Por cierto, otra oportunidad para Vietto que, una vez más, demostró que su llegada no era necesaria.

Fotos

Vídeos