Camastrón

JOSÉ-ANTONIO BURRIEL

Rápidamente para que nos entendamos. Según el Diccionario camastrón significa: persona que es astuta y actúa con disimulo o hipocresía para hacer según le convenga. La he leído hace unos días. Y como he estado atento al tema de la prisión permanente revisable, me he preguntado: ¿es aplicable a algunos políticos? Veamos. Algunos políticos, de modo especial los líderes, se cansan de pregonar en la defensa de sus programas y propuestas que ellos están atentos a los intereses de la sociedad. Decirlo, lo dicen; otra cosa es que sea verdad. ¿No será más bien que son unos 'camastrones' y que actúan según su conveniencia y dicen estar atentos a la sociedad?

Está en el debate social. Y no solamente por el impacto del asesinato de Gabriel, sino también por los cientos de miles de firmas recogidas por padres cuyas hijas fueron asesinadas. Y algunos políticos dicen: no se puede legislar en caliente. Totalmente de acuerdo. ¿Escuchar el clamor de la sociedad? Se escucha, se estudia. Pero acudir a lo que piden las bases -¿se acude de verdad o se dice que se acude?- y hacer oídos sordos a lo que los ciudadanos piden o reclaman, ¿es actuar como un 'camastrón'?

Los políticos están al servicio de los ciudadanos; deben servir para que la sociedad mejore y progrese. Evidentemente lo harán de acuerdo con su ideología -mientras esta no sea sectaria-. Y recalco: ¿buscan el bien de la sociedad o la poltrona de mando para honor y gloria de los líderes? Y a propósito de la prisión permanente revisable: me interesa si es o no constitucional dicha medida, también la opinión de los expertos de verdad y me interesa lo que piensan los ciudadanos. Lo que me chirría es que no se escuche el clamor de la sociedad, sino sólo cuando coincide con los intereses de los mandamases.

Fotos

Vídeos