SE BUSCA REBOTEADORES

ÁLVARO MOHORTE

La bola no siempre entra a la primera. Bien lo sabía Wilt Chamberlain, jugador de baloncesto que militó en los Warriors y Los Ángeles Lakers, entre otras franquicias, pero que está en la historia de la NBA por ser el gran artista del rebote. Aunque quizás sean más los que le recuerden como el compañero negro de Arnold Schwarzenegger en 'Conan, el destructor', lo cierto es que mantiene el récord de más rebotes recuperados en un partido con 55, más rebotes de media en una temporada con 27,1 por partido, más rebotes totales con 23.924, más rebotes de media en su carrera con 22,9 por partido y más veces ganador del premio a mejor reboteador de la temporada en once ocasiones.

El mérito es enorme, porque el que tira a la cesta puede pensar en un par de zancadas a la carrera cómo apañárselas, pero el artista del rebote dispone de una mínima fracción de segundo para recuperar la bola y encestar. Si sale con barba, San Antón, y si no, la Purísima Concepción. No basta con estar en el lugar preciso: hay que tener una instintiva capacidad de reacción.

Además, el reboteador es el que hace que la grada vuelva a respirar tras contener el aliento después de ver rebotar en el aro sus esperanzas de anotar. Es el que aviva el clamor cuando había quedado suspendido en el estadio durante unas milésimas de salto al vacío que, cuando se consigue, dispara la bocina.

El pasado jueves, las pétreas palmeras que sostienen las bóvedas de La Lonja fueron testigos de una nueva edición de La Noche de la Economía Valenciana, que organizado la Cámara de Comercio. El acto sirvió para reconocer a las empresas Nunsys, Consum, Porvasal y Matridos y reconoce la labor de Stadler, pero también permitió al presidente de la institución, José Vicente Morata, llamar al resto de la sociedad a que «la Comunitat lidere el crecimiento del Mediterráneo», gracias a atributos como su seguridad jurídica.

No hacía falta que saliera nadie a explicar a quién se debía salir a relevar ni porqué motivo. Si ya Sabadell y Caixabank han cruzado la frontera de Vinaroz, seguida de varias decenas de compañías y el Puerto ofrece el abrigo de sus muelles a cruceros y cargamentos que desconfían de la ciudad condal es evidente que hay un balón en el aire que alguien no ha logrado encestar.

En su discurso, Morata defendió que la Comunitat tiene capacidad y condiciones para «ser el polo impulsor y generador de riqueza» del Mediterráneo, motor de un fortalecimiento que considera parte de la solución de la problemática actual, como recogió mi compañera Inés Herrero en la crónica del acto. Pero, ojo, no hay tiempo que perder. Si no se echan las manos ya, puede que todo acabe en nada y la oportunidad se pierda... si es que no surge un tercer jugador, con la camiseta del otro equipo, y nos la líe parda con un certero contraataque.

Fotos

Vídeos