El 'break' de Alemany

Las decisiones que han llegado desde Asia han sido todas equivocadas y han dejado en evidencia a aquellos que han gestionado en Mestalla

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El director general del Valencia, Mateo Alemany, aprovechó la rueda de prensa de presentación de Neto para reivindicar tiempos renovados en el Valencia. Alemany envolvió en un 'break' los nuevos modos que pretenden gobernar el club. Alemany está en lo cierto si en realidad desde Singapur le han liberado las manos para ejecutar el plan previsto. Es necesario un ejercicio de ruptura profundo para despejar los vicios de una propiedad que no ha sabido gestionar una mercantil en la que el intangible del sentimiento no se ha sabido valorar en su justa medida. Peter Lim, desde la lejanía de Singapur, ha dispuesto condicionado por las opiniones de su amigo Mendes, un tipo que como no puede ser de otra manera se mueve por dinero. Alemany no sólo debe promover un ejercicio de ruptura con el perfil de los nuevos futbolistas que se suban al proyecto valencianista, sino ha de ser el garante de que la afición no se vuelva a sentir engañada por una irreal hoja de ruta que coge la primera vía secundaria que aparece en el camino. La grada está cansada de mentiras y la paciencia a la que se agarra Alemany para asegurar un buen proyecto futbolístico tiene unos márgenes de confianza muy cortos. El 'break' al que aludió Alemany debe ser realmente una ruptura radical del modelo. No hay otra salida. Las decisiones que han llegado desde Asia han sido todas equivocadas y han dejado en evidencia a aquellos que han gestionado en Mestalla. El principio del fin de Layhoon Chan en el Valencia empezó en la convención de las peñas cuando el dueño dejó caer a la presidenta con Alcácer como arma de destrucción masiva. Si Alemany consiente las mismas prácticas será diana para la afición aunque el expresidente del Mallorca, zorro viejo en este corral, seguro que le pondría antes remedio con una despedida programada. El director general no tiene peajes conocidos con el máximo accionista más allá de su sueldo como ejecutivo del Valencia. En el 'break' de Alemany va el futuro del club y el suyo propio.

Fotos

Vídeos