BIBLIOTECA DEL TIEMPO

ESTHER ASPERILLA

De todas las formas de viajar, posiblemente la más fascinante sea la de viajar en el tiempo. Y eso es lo que ocurre cuando abrimos un libro. La magia sucede. Cuando leemos viajamos en el espacio y también en el tiempo. Hace unas semanas y frente a la posibilidad de futuras guerras, ciber-ataques, o una hipotética obsolescencia tecnológica, el gobierno de Suecia decidió crear el primer 'Archivo Mundial del Ártico', una bóveda digital cuyo principal objetivo es la protección de datos históricos y científicos. La colección abarcará desde obras de literatura clásica hasta revistas científicas, creando así una gigantesca biblioteca que pueda servir a gobiernos, instituciones científicas, compañías privadas y particulares.

No es la primera vez que Suecia hace una proposición similar. Ya en el 2008 crearon en la Antártida la 'Bóveda Global de Semillas de Svalbard', con el fin de preservar en un búnker millones de semillas que ayudasen a salvaguardar los cultivos más importantes del mundo ante una posible catástrofe ecológica. Por su importancia para la supervivencia, se la llamó 'la bóveda del fin del mundo'. Ahora repiten iniciativa pero esta vez desde una perspectiva cultural, escogiendo las obras que creen han de salvarse para la posteridad.

Cada vez que cogemos un libro nos abrimos a la posibilidad de ver el mundo desde la percepción de otro ser humano y ajustamos esa percepción a la nuestra. Fundimos lo escrito con nuestro propio conocimiento. Adaptamos lo leído a nuestros recuerdos para conformar el universo que esas páginas nos describen. Mezclamos lo que el autor nos dice con nuestra particular visión del argumento. Y hacemos, de esa forma, los mensajes escritos por otros también un poquitín nuestros. La propuesta sueca es una manera romántica de dejar un legado para las generaciones futuras, ante un futuro siempre incierto. Una particular cápsula del tiempo literaria. Una biblioteca del fin del mundo con libros que, al ser preservados, viajarán en el tiempo.

Fotos

Vídeos