UN AYUNTAMIENTO EN QUIEBRA

JUAN BORRÁS

No me refiero al Ayuntamiento edificio sino al Ayuntamiento Corporación. Lo primero tiene fácil solución; para lo segundo, mucho me temo que necesitaremos un buen 'arquitecto' y un eficiente 'equipo de albañiles', que de momento no disponemos ni en fotografía. Lo primero se podría solucionar en un par de años, para lo segundo se necesitarán ¿usted lo sabe?. Yo tampoco.

Los 'progres del tripartito', capitaneados por el coordinador general de Economía y Hacienda, Don Salvador Gregori, nos anticipan que nos van a dejar de herencia [y digo nos, porque somos los cándidos ciudadanos los que la tenemos que pagar] la deuda de unos 300 millones de euros.

Ya decía entonces que para amortizar la deuda de los 750 millones de pesetas (4,5 millones de euros.) necesitaríamos 5 o 10 años por lo menos. Y que para amortizar los 300 millones, se suponía, si no es mucho suponer, que sin recortar servicios y aumentar impuestos, tendríamos que esperar a que lo solucionaran los futuros biznietos.

Yo habré hecho en mi vida algo así como un centenar de presupuestos, pero todos tenían el mismo defecto: se basaban en simples cálculos 'aritméticos'. No sé si el Señor Gregori además de fotógrafo tiene el título de Economista económico.

Lo que si sé, es que me gustaría que me explicara, con un lenguaje aritmético para que todos lo entendamos, la 'explicación' publicada en prensa que no entiendo, y dudo que la entienda nadie que sepa sencillamente sumar. Debe haber recurrido a cálculos diferenciales, integrales, cuánticos, etcétera, que me han hecho dudar si 2 y 2 son cuatro, o 22.

Resumiendo: Una vez más se demuestra que el lenguaje de los políticos está pensado para qué las mentiras suenen a verdad.

Fotos

Vídeos