ESTE ARTÍCULO ES COMO UNA FALLA

ESTE ARTÍCULO ES  COMO UNA FALLA

Algunas 'columnas' las escribe uno como si fuesen monumentos falleros, enlazando vida cotidiana, actualidad, ninots y puyas

La Cremà. Algunos escribimos a veces nuestras 'columnas' periodísticas como si fuesen monumentos falleros, enlazando temas variados, vida cotidiana, filosofía popular, actualidad, política, ninots, puyas... Hoy, día de la Cremà, concibo estos 'grandes almacenes' de ese modo disperso que llevado al ámbito de la gastronomía tiene cierto parecido con la elaboración de una paella (el aceite, la carne, el tomate, el agua, el arroz, la sal, la bajoqueta, el garrofó, más o menos fuego...). Acertar con el punto exacto obliga a medir sabiamente dosis y tiempos. Si se te va la mano, se estropea el guiso.

Miró y Ródtxenko. Tras la estupenda exposición de Joan Miró, llega al IVAM la de Aleksandr Ródtxenko. ¡Enhorabuena! Aquí está pasando algo. ¿Alguien en el museo, o en las alturas políticas, ha visto la luz? Los amantes del arte estábamos ansiosos por conectar de nuevo con los grandes maestros.

Queja. Llamada por el móvil, cuando camino desde la Estación del Norte a Marqués del Turia. Una amiga del mundo del interiorismo y la decoración me hace llegar una queja. «Si la cuentas en tu columna, tal vez me hagan caso». Mi amiga es propietaria de una plaza para su coche en el aparcamiento público del Mercado de Colón. Tiene un Mini Cooper de color gris con cubierta de tela, coche que encuentra a diario «cubierto de excrementos y pelos de un grupo de gatos refugiados en el garaje». Los vehículos de varios vecinos «también amanecen a diario con esa porquería». Las protestas de los usuarios «no han servido de nada hasta ahora», afirma mi interlocutora.

Pensamientos. Mientras paseo por la ciudad, voy añadiendo ingredientes de cosecha propia a mi 'paella cerebral': «La vida se mide en tiempo y en contratiempos. En gustos y en disgustos. En años y en desengaños. En alegrías y en alergias. En risas y en riñas».

Amor. Y sobre el amor. «Las personas que más necesitan y reclaman que las quieran suelen ser las que menos se interesan por las necesidades de los demás».

Libros, libros. En la Feria del Libro de Ocasión, que se clausura esta tarde, compro 'Noticias del Reino de Cervantes' (Espasa), donde el filólogo Gregorio Salvador (Cúllar, Granada, 1927) aclara que la palabra 'casete' no viene, como se cree, del francés 'cassette' (cinta, grabación) sino de la patente italiana K7, «es decir, 'K sette' en aquella lengua, de donde el francés la tomó literalmente».

Unamuno. Otra compra: artículos de Unamuno en 'La España Moderna' (noviembre, 1898). El filósofo vasco, irritado contra algunas proclamas de cartón-piedra de los regeneracionistas, exclama: «¡Ignorancia!. ¡Saben tantas cosas que no saben! Los hombres del pueblo saben mucho de lo que ignoran, y los regeneradores, en cambio, ignoran casi todo lo que saben».

Dupla. La palabra 'dupla' se ha puesto de moda. Aparece mucho en las críticas de cine. «Ese personaje va con dupla intención». La expresión 'ir con doble intención' ya es una antigualla. Cuando juegue al dominó, en vez de exclamar «¡Me quito de encima el seis doble!», diré con suficiencia lingüistica: «¡Qué placer desprenderme del seis dupla!».

Conversación. Sigo en la Feria del Libro Antiguo, siempre tan provechosa. Escucho la siguiente conversación entre dos periodistas de cierta edad: «Hace décadas decíamos tú y yo: 'Los hombres van a ser nuestra perdición'. Ahora decimos: 'Hoy me he gastado 180 euros en ediciones diversas. ¡Los libros van a ser nuestra perdición!».

Lenguaje. Observará el lector que en el comentario anterior me he esforzado por dejar en zona de ambigüedad 'el género' de mis protagonistas. 'Dos' es un número cardinal, asexuado y discreto. 'Periodistas' es una palabra bisexual: igual pueden ser una mujer y un hombre, quizá dos mujeres o, ¿por qué no?, dos hombres. A 'cierta edad' podemos llegar tanto las damas como los caballeros. Incluso en esta píldora voy con cuidado para no ser explícito: al decir 'mis protagonistas' sigo sin aclarar 'el género' de marras.

Instinto. ¿Y por qué tanto cuidado con 'el género'? Pues no lo sé muy bien. En cualquier caso, ha prevalecido en mí el instinto de la prudencia. Vivimos una época de susceptibilidades extremas.

Fotos

Vídeos