ARTE'No solo mires. Escucha', de Pepe Gimeno

RAFA MARI

El Castell significa, en el ámbito arquitectónico y cultural, un logro admirable de la Comunitat Valenciana. Es el monumento histórico más antiguo y emblemático de Riba-roja de Túria, declarado Bien de Interés Cultural y tiene diferentes cuerpos procedentes de épocas distintas, desde el siglo XIX al XIX. Tras la última rehabilitación a principios de los años 2000 por el equipo de Vetges Tu, el Castell se ha convertido en un centro de actividades ciudadanas, con visitas guiadas, y en un museo con una exigente programación artística.

Ya comentamos en esta página de arte la exposición inaugural del museo la pasada primavera con la obra de Toni Cucala. Hasta el 1 de octubre se exponen ahora en El Castell, con carácter de retrospectiva, las obras y proyectos 2002-2017 del diseñador y artista Pepe Gimeno (Valencia, 1951). La muestra 'No solo mires. Escucha' (sabia orden) es singular, ya que Gimeno ha realizado estas obras (dibujos, pinturas, esculturas y signos) con materiales de desecho. El desafío -asumido con naturalidad creativa- no es pequeño. Desvela que los materiales digamos nobles -mármol, hierro, madera...- no son imprescindibles para erigir un universo sutil, hermoso y con capacidad para sugerir diversas lecturas. Lo importante es la mirada del artista, completada una y otra vez con la del espectador sensible.

Les recomiendo que vayan a ver 'No solo mires, Escucha'. Disfrutarán con cualquiera de sus propuestas: el libro 'Grafía callada' (edición limitada, 2015), las del apartado 'Manifiesto emocional', las 'fragmentaciones' 2010-2014, las deslumbrantes y juveniles esculturas (2014-2017) o los preciosos 'dibujos automáticos'.

Fotos

Vídeos