A los 120 años de la última guerra de Cuba

A los 120 años de la última guerra de Cuba

Quienes nacieron en los años 30 y 40 del siglo pasado, todavía recordarán haber conocido a ciertas personas que combatieron en tierras cubanas, familiares de ellos en bastantes casos.

En 1895, cuando comenzó aquella guerra, las tres provincias valencianas, junto con las de Cuenca, Albacete y Murcia, formaban parte de la denominada entonces III Región Militar. Ya el 8 de marzo de aquel año, salieron del puerto de Valencia, en el vapor 'Antonio López',3 jefes, 33 oficiales y 905 soldados del llamado Batallón Peninsular nº3. En los meses siguientes saldrían nuevas tropas desde los puertos de Valencia, Alicante y Cartagena sobre todo (Batallones de Infantería de los Regimientos Guadalajara, Mallorca, Vizcaya, Tetuán, Sevilla, Otumba y Princesa; Escuadrones de los Regimientos de Caballería Sesma y Sagunto, así como fuerzas de Artillería, Recluta Voluntaria y otras). En total, y hasta los últimos meses de la guerra más de 15.000 hombres de los 212.000 enviados desde la Península.

No todos de los soldados de los Regimientos antes citados habían nacido en las provincias de la III Región Militar sino que una parte notable eran de Cataluña y Andalucía sobre todo. Los nacidos en Valencia, por el contrario, hacían su servicio militar en Cataluña y Andalucía y bastantes menos en su Región. Por ejemplo, delos 372 fallecidos en Cuba del Cazadores de Tarifa nº5, 147 eran de la provincia de Valencia.

La estancia en Cuba fue muy penosa para los soldados españoles,que sufrieron las enfermedades tropicales en grado sumo, muriendo más de 45.000, de ellos 4.031 en el campo de batalla o por heridas. El vómito negro o fiebre amarilla, el paludismo, la disentería, la tuberculosis, la viruela y otras diezmaron a las tropas expedicionarias. A medida que pasaba el tiempo aumentaba la frecuencia de los fallecimientos, así como el número de jefes, oficiales y soldados que volvían enfermos a la Península, más de 48.000 antes de terminar la guerra.

Un ejemplo de la gravedad que tenían las enfermedades entre nuestras tropas fue lo que ocurrió en el Batallón expedicionario del Regimiento Guadalajara 20, situado en Valencia. Salió desde el Grao en el vapor 'Antonio López' el 21 de junio de 1895 y estaba compuesto por 928 hombres, de los que 31 eran oficiales. Llegó a Mayarí, norte de la provincia de Santiago de Cuba, el 7 de julio de aquel año, y en poco más de un mes murieron cinco de sus oficiales debido a la fiebre amarilla. Aquella situación tan durísima nunca hizo desfallecer la moral de los soldados españoles, considerados entonces entre los mejores del mundo.

Cuando terminó la guerra llegaron a los puertos peninsulares, entre ellos el de Valencia, 112 barcos con 146.511 militares cuando menos. Los primeros traían los enfermos y heridos de los hospitales cubanos, razón por la que había en esos barcos un porcentaje mucho mayor de fallecidos en la travesía y en los hospitales de llegada,1.346 y 1.684 respectivamente según nuestros datos.

Los enfermos que llegaban al puerto de Valencia eran conducidos a los hospitales y a la posta de la Cruz Roja -situada en el Casino de Artesanos-los más graves. De los 11.757 repatriados que embarcaron en los siete barcos que llegaron a nuestro puerto, 93 fallecieron durante la travesía y 121 en los hospitales.

El diario L AS PROVINCIAS informaba puntualmente de los soldados que ocupaban las camas de la posta, de los que fallecían y de los que salían curados. Y gracias a LAS PROVINCIAS hemos podido conocer la situación de una tumba en el cementerio del Grao, donde se encuentran enterrados 32 soldados que murieron en la posta.El 2 de noviembre de este año se les rindió a ellos y a cuantos murieron en la guerra el homenaje merecido.

La Real Academia de Cultura Valenciana, por medio de su Sección de Historia, de sus académicos correspondientes en Cuba y España, y de sus agregados colaboradores, en particular los que forman el Grupo de Investigación en Historia Militar 'general Navarro Sangrán', viene llevando a cabo una serie de investigaciones que han permitido completar la historia de las tropas enviadas a Cuba desde la III Región Militar. Se conocen ya los nombres y apellidos,lugares de nacimiento en la Península y de fallecimiento en Cuba,causas de la muerte y día,así como el Batallón de pertenencia de más de 4.000 soldados valencianos,de los que más de 2.000 eran de la provincia de Valencia.

En recuerdo de todos los que combatieron y murieron en los campos de Cuba, la Real Academia de Cultura Valenciana,con la inestimable ayuda del Museo de Historia Militar de Valencia y otras Instituciones,ha organizado una exposición, que será inaugurada mañana día 21, y podrá visitarse hasta el 1 de diciembre. Además, y junto con el Instituto de Historia de Cuba, se celebrará simultáneamente en Valencia y La Habana, los días 28, 29 y 30 de noviembre un Congreso Internacional sobre la Guerra Cubano-Hispano-Norteamericana,cuyo Comité de Honor preside S.M.el Rey.

Para las comunicaciones con Cuba se cuenta con el apoyo de la Universidad Politécnica de Valencia y su Escuela de Ingenieros de Telecomunicación,además de otros servicios.

Entre las piezas de la exposición los visitantes podrán contemplar algunas de las cartas enviadas a su familia por el soldado valenciano Juan Méndez,que contienen unos preciosos dibujos.Como muchos otros,murió en uno de los barcos de la repatriación final, sin llegar a ver a sus padres ni a su querida y añorada Valencia.

Fotos

Vídeos