ANIMAL

ARANTZA FURUNDARENA

A ver, que levanten la mano los antitaurinos que nunca se hayan comido un filete de ternera, un bocata de chorizo, un sandwich 'vegetal' de jamón york o un huevo frito... Supongo que habrá pocos, por no decir ninguno. Porque vegetariano no nace nadie. Para empezar, a todos nos han criado con leche de vaca. Seguramente de una vaca estabulada que jamás vio la luz del sol. Y sin embargo nadie que yo sepa ha llorado frente al colacao de su infancia o el bocadillo de 'chóper' o al introducir deliciosamente el pan en esa yema de huevo imaginando la tragedia de esa pobre mamá gallina hacinada en un campo de concentración aviar y condenada a no conocer jamás a sus polluelos, o de ese pobre cerdo hecho picadillo o de esa vaca a la que otra especie le roba la leche destinada a sus cachorros. Es curioso que a algunos les indignen las corridas de toros cuando el auténtico maltrato animal se lo están comiendo a diario entre pan y pan.

Personalmente he visto infinitamente más violencia (cobarde, abusiva) en el documental 'Food Inc.', ese que pone al desnudo las barbaridades que comete cierta industria alimentaria, que en una corrida de toros. Si alguna vez me dieron ganas de hacerme vegetariana, no fue presenciando una perfecta estocada a un toro bravo en la plaza, sino después de ver aquella película. Es verdad que algunos antitaurinos son veganos, pero curiosamente a los miembros más feroces de esta 'Laica Inquisición' los veo protestar con mucho mayor coraje (vociferantes y con el cuerpo teñido de sangre) ante una plaza de toros que ante cualquier sede de la ganadería industrial. Tampoco los he visto lanzarse al ruedo para interponerse entre el malvado asesino del estoque (un abusón) y el pobre animalillo indefenso sometido a tortura... Ahora resulta que una de esas criaturas de Disney acaba de matar a Fandiño. En defensa propia ha dicho un inglés, que debe de saber tanto de toros como yo de cricket. Me gustaría explicarle a ese inglés que las corridas tienen muy poco que ver con el maltrato animal, que la ternera que 'donó' los riñones para su famoso 'kidney pie' habría dado cualquier cosa por gozar de la existencia libre e idílica y de la muerte digna que ha tenido el toro que mató a Fandiño.

Fotos

Vídeos