Amélie en Suiza

ROSA BELMONTE

Anna Gabriel se ha puesto a hablar francés y parece Amélie cruzada con Rita Maestre. «Suiza no acepta las extradiciones de personas que son perseguidas políticamente, y ese es mi caso», ha dicho desde Ginebra. En tiempos de Calvino, Ginebra era un sitio donde estaban prohibidas las conversaciones ligeras, los bailes, las fiestas, los juegos, cualquier signo de alegría. Ya no es así, pero no llega a lo de España hoy. Mira que irse. El Bigotes ha actuado en el Congreso de los Diputados con Pedro Quevedo de presidente pasmarote. Al ministro de Justicia lo ha llamado «vendedor de muñecas chochonas». A los tertulianos, tontulianos. Que la Justicia no es igual para todos. «El cuñado del Rey está paseando por Ginebra. y yo estoy en la cárcel». Y se ha quejado de las condiciones en que se traslada a los presos en España. Ni los cerdos (a ver si se entera Évole). Y nuestra Amélie en Suiza perdiéndose cómo se traslada a los presos en España.

Fotos

Vídeos